viernes, 4 de abril de 2008

¿Por fin se callará?


Chávez dice que solo "actuará" y no hablará en público sobre caso Betancourt


El presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó hoy que no hablará públicamente sobre el caso de la liberación de Íngrid Betancourt, en manos de las FARC desde 2002, pues a partir de ahora solo va a "actuar" para lograr la entrega de los rehenes. "Las situaciones obligan a cambiar de táctica y prefiero no hablar públicamente del tema" de Betancourt, respondió Chávez a una pregunta de un periodista, en una conferencia de prensa conjunta con su colega esloveno, Danilo Türk.

Chávez, quien anoche reiteró su "disposición" a colaborar en la liberación de la ex candidata presidencial colombiana, señaló que ahora prefiere "actuar", en lugar de "hablar públicamente" del asunto.

Por este motivo, evitará en el futuro hablar en público de las gestiones de su Gobierno para tratar de liberar tanto a la política, que también tiene nacionalidad francesa, como al resto de los rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

El gobernante venezolano subrayó que en las últimas semanas ha mantenido contactos con sus colegas de Francia, Nicolás Sarkozy, y Colombia, Álvaro Uribe, para intercambiar puntos de vista sobre el conflicto en el vecino país.

Chávez medió entre agosto y noviembre pasados, junto a la senadora colombiana opositora Piedad Córdoba, en la búsqueda de un canje humanitario en Colombia, pero esa labor fue suspendida por Uribe, lo que generó una crisis bilateral que ambos Gobiernos intentan superar.

El jefe del Estado venezolano indicó que le ha prometido tanto a Sarkozy como a la madre de Betancourt, Yolanda Pulecio, y a "familiares de los militares retenidos por las Farc" que no descansará hasta lograr la liberación de los secuestrados.

"No descansaremos, solo que no vamos a hablar del tema en público, preferimos actuar, obligados por las circunstancias. Y en esto Europa nos va a ayudar, esto seguro que sí", agregó.

Por su parte, Türk, de visita oficial en Venezuela, dijo que durante su estancia ayer en Bogotá conversó con Uribe sobre la situación de Betancourt y volvió a pedir la colaboración de las personas que pueden ayudar en la liberación de los rehenes de las Farc.

El de la política colombo-francesa "es un problema humanitario", consideró Türk, "un problema de vida o muerte", ya que "Betancourt está muy enferma", aseveró.

Por ello, el líder esloveno pidió que se libere a la secuestrada "tan pronto como sea posible. Todo mundo desea que se libere a Íngrid y que no se tomen más rehenes", añadió.

Efe
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/1780/1/