sábado, 19 de julio de 2008

El cáncer del nepotismo carcome a Venezuela


La revelación de que la presidenta de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela mantiene a más de 40 familiares en diversos cargos del organismo legislativo, generó esta semana una investigación penal de la fiscalía y puso de relieve una práctica extendida en el país sudamericano: el usufructo de cargos públicos para beneficiar a parientes y amigos.

De acuerdo con denuncias de dirigentes sindicales y expedientes entregados esta semana a la fiscal general Luisa Ortega, la presidenta de la AN, Cilia Flores, aprobó la contratación de 47 de sus familiares directos e indirectos entre los que figuran cuatro hermanos, siete primos, cinco sobrinos, cuatro cuñados, 15 personas de diversos parentescos y hasta su propio hijo, Walter Jacob Gavidia Flores, de 30 años.

Algunos dirigentes sindicales, que incluso simpatizan con el presidente Hugo Chávez, aseguran que gran parte de estas contrataciones se hizo al margen de la normativa de la AN, que exige concursos de oposición y jurados equilibrados e independientes.

Flores ha negado tajantemente cualquier irregularidad en la contratación de familiares y amigos. La funcionaria afirma que se trata de una campaña contra su persona y la institución, calificando a los periodistas que han escrito sobre el tema de ‘‘mercenarios de la pluma''.

"Ni una línea ha sacado de los beneficios que gozan nuestros trabajadores, pero sacan en primera página (...) un refrito que no es nuevo (...) durante todo el año han venido ellos sistemáticamente atacando a los concursos y a mi persona'', dijo Flores durante una sesión parlamentaria la semana pasada.

Pero según William Díaz, secretario general de la Unión de Trabajadores de la AN, cuatro de las siete personas que integraron el jurado que calificó a un grupo reciente de aspirantes a ingresar al parlamento, "realizaron evaluaciones de sus propios parientes''.

Entre las irregularidades más notables están la directora de Recursos Humanos Numidia Flores y la directora de despacho Magaly Gutiérrez, prima y nuera de la presidenta de la AN, respectivamente. Según Díaz, entre ambas favorecieron la contratación de una cuarentena de familiares y amigos, con el consentimiento de Flores.

Detalló que Numidia Flores decidió el ingreso de seis primos, todos con el apellido Flores. Por su parte, Magaly Gutiérrez evaluó la contratación de su madre Magaly Viña, su esposo Hely Guerra, dos tías y tres primas, dos de ellas también parientes del canciller Nicolás Maduro, esposo de la presidenta de la Asamblea Nacional.

A las denuncias de Díaz se sumó una petición presentada por el Colegio de Abogados de Caracas, para pedir la nulidad de estos concursos de oposición e iniciar una investigación penal.

Elenys Rodriguez, directiva del organismo, pidió a la fiscal "que se aboque de manera expedita a investigar sobre el concurso de oposición que se celebró''.

Durante una conferencia de prensa esta semana en Caracas, Rodríguez ironizó afirmando que "no sé si en Caracas hay muchas flores, pero en la Asamblea Nacional casi todos son Flores. Y los que no lo son, son familia de los hijos de la diputada (Cilia Flores)''.

Un grupo de trabajadores despedidos de la AN exigió ayer otra investigación en una protesta frente a la sede del Tribiunal Supremo de Justicia.

El tema del nepotismo en la AN ha sido objeto de comentarios en la prensa venezolana desde hace algún tiempo, lo cual generó que los diputados disidentes Pastora Medina e Ismael García pidieran aclarar las denuncias en una investigación, pero la presidenta de la AN logró bloquear la iniciativa con apoyo de la mayoría chavista en el parlamento.

"La doctora Flores ha metido parientes hasta el cuarto grado de afinidad y, por lo visto, a todos los consanguíneos que encontró'', afirmó esta semana Teodoro Petkoff, en un editorial en su vespertino Tal Cual.

Estas denuncias de nepotismo "no tienen ningún precedente en la historia democrática del país'', dijo el ex diputado Carlos Berrizbeitia, dirigente del opositor Partido Venezuela.

Berrizbeitia aseguró que la mayoría de los parlamentarios chavistas tienen contratados a sus propios familiares, por lo cual "todos siempre votan en contra de cualquier investigación sobre este tema''.

El ex diputado dijo que una parte sustancial del presupuesto de la AN, que totaliza unos $232 millones anuales, es controlado directamente por Cilia Flores para contrataciones a discreción.

Los casos de nepotismo son cada vez más frecuentes en todos los niveles de la administración pública y el gobierno nacional y local, incluyendo instancias bajo poder de la oposición.

En Barinas, todos los cargos importantes son controlados por la familia Chávez, incluyendo la gobernación y varias alcaldías.

"No se mueve un centavo en este estado sin que los Chávez lo aprueben'', dijo a El Nuevo Herald el dirigente opositor Antonio Bastidas, ex diputado al consejo legislativo de Barinas.

Según la lista de Bastidas, tres generaciones de Chávez controlan las finanzas y el poder en su estado natal. Hugo de los Reyes Chávez, padre del primer mandatario, es gobernador. Entre los hijos, Argenis tiene el cargo de Secretario de Estado; Narciso controla la alcaldía del municipio Bolívar y es al mismo tiempo coordinador del convenio de salud Venezuela-Cuba. Aníbal es actual alcalde del municipio Alberto Arvelo Torrealba, mientras que Adelis es presidente de los Juegos Juveniles Nacionales y vicepresidente de Sofitasa, un banco que controla la gran mayoría de las cuentas bancarias oficiales en el estado.

Dos sobrinos del presidente ejercen también cargos de importancia. Clever Chávez, hijo de Narciso, es jefe de los programas sociales de Barinas. Mientras que Enzo Chávez, hijo de Adán, ocupa un cargo gerencial en la petrolera estatal Pdvsa.

Adán Chávez, el mayor de los hermanos, ha sido embajador en Cuba y ministro de Educación, y actualmente es el candidato a suceder a su padre en las elecciones regionales de noviembre.

"Con este gobierno, el cargo de gobernador ha pasado a ser hereditario, como si los Chávez fueran una familia real'', dijo Bastidas.

En otros estados, los líderes chavistas han mostrado su inclinación por las designaciones nepóticas.

En el estado Lara, el gobernador Luis Reyes intentó imponer a su hijo para sucederlo en el cargo, pero luego de la oposición férrea del chavismo local, decidió lanzarlo como candidato a la alcaldía de la capital, Barquisimeto.

En el estado Falcón, el gobernador Jesús Montilla logró la postulación oficial de su esposa Estella de Montilla como candidata del chavismo a esa gobernación.


Casto Ocando
El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/246234.html