lunes, 14 de julio de 2008

Las FARC se sienten bienvenidas en Venezuela


Frente a un mayor desplazamiento de la guerrilla hacia Venezuela, la ex ministra de la Defensa colombiana, Marta Lucía Ramírez, insiste en que el Gobierno de Uribe le solicitó al Presidente de Venezuela contener a la guerrilla, las autodefensas y los narcotraficantes en la frontera binacional, a través de acuerdos de cooperación, pero "el Gobierno de Chávez no aceptó nuestra propuesta". Como ministra de la Defensa del Gobierno de Álvaro Uribe, Marta Lucía Ramírez inició la política de Seguridad Democrática que le ha dado un revés a la guerrilla colombiana y cuya máxima demostración ha sido la "Operación Jaque" que logró el rescate de Ingrid Betancourt y de 14 personas más.
La senadora uribista asegura vía telefónica desde Madrid que el creciente número de secuestros en los estados fronterizos es una muestra del desplazamiento de la guerrilla hacia Venezuela, y que "sin duda los presidentes Chávez, Correa y Ortega servirán como una especie de grupo de apoyo a la salida negociada".

En esta dirección apuntan, según Ramírez, las declaraciones recientes del presidente Chávez, quien es "aliado emblemático" de las FARC.

–¿El canje humanitario es la única carta de las FARC?
–Hasta hace pocos meses, el canje humanitario era la única carta de las FARC.

Hoy en día también están perdiendo esa carta. A pesar de que aún tienen a cientos de colombianos pudriéndose en la selva, los mismos ex combatientes "canjeables" del grupo guerrillero, recluidos en cárceles colombianas, están solicitándole al Gobierno que no los incluyan en la lista de los canjeables. Todos ellos saben que es mejor cumplir sus condenas y reintegrarse a la vida civil e inclusive adherirse a los programas de Justicia y Paz que les ofrecen, a regresar a la selva.
La "Operación Jaque", sumada a los otros cientos de operativos militares exitosos de rescate de secuestrados, demostró que tarde o temprano la fuerza pública traerá de regreso a todos esos colombianos secuestrados que sobreviven en los campos de concentración de la guerrilla. Los operativos militares para el rescate de secuestrados tienen más de 95% de posibilidades de éxito.

–¿Puede radicalizarse el conflicto tal y como ha sucedido en el pasado, cuando se han asestado duros golpes a la guerrilla?
–Desafortunadamente las FARC siempre han reaccionado de manera violenta contra la población civil después de que la fuerza pública les asesta golpes importantes. Afortunadamente están debilitadas e inclusive han ido perdiendo esta capacidad. Recordemos que después del operativo para dar de baja a Raúl Reyes no se presentó una importante escalada terrorista; tampoco se vio después de la muerte del Negro Acacio, o de la de Martín Caballero, o luego de la deserción de Karina.

Hace mucho que las FARC perdieron su apresto para asestarle importantes golpes a la fuerza pública, ahora también han perdido su potencia para atacar a la población civil.

Aunque no puede descartarse una reacción desesperada, creo que sería suicida cualquier reacción violenta contra la población o contra los secuestrados.

CHÁVEZ : ANSIOSO DE DIVIDENDOS
Se ha dicho que la internacionalización del conflicto le dio un vuelo a las FARC como para buscar que terceros –mediante negociacio nes extramuros– solicitaran quitarles el estatus de terroristas. Sin embargo, el éxito de la liberación de Betancourt, las deserciones en la guerrilla, la muerte de Manuel Marulanda, de Raúl Reyes y los hallazgos en la famosa computadora de este último, han quebrado los cimientos insurgentes.

–¿Cree que las FARC se apoyarán en el eje Venezuela-Ecuador para hablar de una posible negociación por su debilitamiento interno? ¿O la iniciativa podría partir de Venezuela?
–Sin duda los presidentes Chávez, Correa y Ortega servirán como una especie de grupo de apoyo a la salida negociada. Así lo indican las declaraciones recientes del presidente Chávez, su aliado emblemático (de las FARC). Sin embargo, el llamado a la guerrilla a una negociación no creo que responda a intereses altruistas sino a razones de política doméstica de Venezuela, Ecuador y Nicaragua.

El mensaje no es el mismo hacia las FARC pidiéndoles devolver a los secuestrados, si la popularidad interna de Hugo Chávez hoy fuera alta o si no estuvieran de por medio las elecciones del 23 de noviembre. Desafortunadamente el número creciente de secuestros en Machiques en la zona de Perijá, muestra al pueblo hermano de Venezuela que la actitud tolerante cuesta cara en términos de seguridad ciudadana.

La ex ministra recuerda el intercambio humanitario donde fueron liberadas Clara Rojas y Consuelo Perdomo, como un hecho al que le sacaron la punta mediática, por lo cual en este momento habría varios ansiosos de reclamar dividendos políticos de una negociación con las FARC "que ojalá se dé, pero exclusivamente con el Gobierno colombiano como interlocutor de ese grupo y sin espectáculo internacional de por medio".


AUMENTARON SECUESTROS EN 48%
–¿Podría haber un desplazamiento mayor de las FARC hacia Venezuela, ya que podrían sentirse acorraladas en su territorio?
–De hecho eso ya se está dando. Las FARC no sólo se sienten acorraladas en Colombia sino que se sienten bienvenidas en Venezuela y desafortunadamente los habitantes de las regiones fronterizas ya están sufriendo los efectos. Veamos cómo se ha elevado el número de secuestros en las regiones del Táchira, Zulia, Apure y Amazonas. No hay sino que observar las bases de datos de las personas secuestradas en Venezuela para notar que la mayoría de estas han sido detenidas en estados vecinos a Colombia.

Fue por ello que tanto insistimos al Gobierno venezolano, siendo yo ministra de Defensa, en que era conveniente para los dos países contener la presencia de la guerrilla, las autodefensas y los narcotraficantes en la frontera binacional, celebrando acuerdos de cooperación como los que suscribimos con Brasil, Perú y Panamá.
Lamentablemente ni el Gobierno de Venezuela ni el de Ecuador aceptaron nuestra propuesta. Nos duele y nos preocupa ver cómo tan sólo durante 2007, el secuestro en Venezuela creció 48%. Estoy segura de que el presidente Uribe y nuestra fuerza pública estarán dispuestos a dar toda la cooperación posible a las autoridades venezolanas para prevenir y reprimir este delito que es un delito de lesa humanidad.

De acuerdo con la organización Secuestro.com –cita la senadora colombiana–, que hace estudios y bases de datos sobre los secuestros en Venezuela, en 40 años de los gobiernos anteriores a Chávez se produjeron en Venezuela 306 secuestros, es decir 7,65 por año.

Durante los últimos ocho años, se han producido 1.507 secuestros, un promedio de 188,46 secuestrados por año. "Esto, con cifras hasta 2006. A partir de ese año, es decir, de 2006 a 2007, el secuestro aumentó en Venezuela 48%.

–¿O quizá los desmovilizados subversivos van a pasar la frontera para dedicarse a esa industria, como ha ocurrido con algunos de sus miembros y del paramilitarismo?
–En ningún momento hemos negado que se presenten casos en desmovilizados de la guerrilla o de los paramilitares colombianos que reincidan, al parecer cerca del 8% lo han hecho según la Fiscalía colombiana, y nuestro compromiso es cooperar con las autoridades de todos los países fronterizos para evitar que cometan algún delito allí.
Hasta ahora lo hemos podido evitar gracias a la cooperación con Perú, Panamá y Brasil. Nuestra política de atención a los desmovilizados es reinsertarlos como personas dignas a la sociedad, no reincidirán en ningún tipo de actividad ilícita mientras que el Estado colombiano pueda darles oportunidades de trabajo.

No obstante, Ramírez afila el estilete y afirma que mientras les sean brindadas "ayudas económicas y en armas a las FARC, se dificultará cada vez más la lucha del Estado contra esa guerrilla".

El 3 de marzo de 2008, Oscar Naranjo, director de la Policía Nacional de Colombia, reveló a la opinión pública que en la computadora de Raúl Reyes, Iván Márquez, hoy nombrado por el nuevo jefe de las FARC como secretario de Asuntos Internacionales, hablaba del "financiamiento de Venezuela a las FARC, por 300 millones de dólares’’.

¿SE VIOLA RESOLUCIÓN DE LA ONU?
En la resolución 1.373 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) se establecen los compromisos que los Estados miembros deben aplicar para prevenir y reprimir la financiación y acciones del terrorismo. Al pronunciarse sobre los guerrilleros que cruzan las fronteras, determinó que las naciones deben negar refugio a quienes financien o planifiquen actos de terrorismo y deben evitar que su territorio sea usado para planificar o facilitar la realización de estas acciones.

Claramente dispone que los Estados deben encontrar los medios para agilizar la cooperación internacional sobre movimientos de terroristas e intercambiar información sobre documentos, tráfico de armas, explosivos y otros materiales peligrosos.

–¿Qué acuerdos de cooperación internacional no ha cumplido Venezuela con Colombia? Usted dijo que autoridades venezolanas cohonestan grupos calificados de terroristas. ¿Qué significa eso?
–Una cosa es negarse a involucrarse en el conflicto colombiano y otra muy diferente es incidir en él por acción u omisión.
El Gobierno colombiano ha propuesto varias veces acuerdos de cooperación militar, policial, de intercambio de información, de intercambio de pruebas judiciales con Venezuela, que no han sido aceptados por parte del Gobierno de Chávez, como sí lo han hecho los gobiernos peruano y brasileño. La cooperación de nuestros vecinos con Colombia no es sólo cuestión de "simpatía" por la causa colombiana, es cuestión de hacer lo mejor para sus propios pueblos.

–Entonces Venezuela es una salida para las FARC. –Creo que el pueblo de Venezuela jamás ha sido amigo de las FARC, hay que impedir que las actitudes ambiguas hacia ellos u hostiles hacia el Estado y la sociedad colombiana se interpreten por ellos como una disposición de darles abrigo en Venezuela.

–¿Cómo le parece la cercanía de la senadora Piedad Córdoba con el Gobierno del presidente Chávez?
–Cualquier ciudadano colombiano es libre de tener cercanía con quien le plazca. Otra cosa es incurrir en faltas a la dignidad del pueblo colombiano al apoyar a grupos o personas que insultan y atentan contra el Estado de Derecho, contra la democracia y contra el sentimiento patrio colombiano. Creo que la senadora ha tenido actitudes injustas y tremendamente equivocadas con nuestras instituciones que la han desconectado del pueblo colombiano.

No sé si la hayan acercado al pueblo venezolano.

–¿La supuesta vinculación del presidente Chávez con las FARC le colmó la paciencia al "uribismo" o a los colombianos?
–No se trata del "uribismo", se trata del sentimiento patrio. No es cuestión de partidos políticos sino de dolor de pueblo. El Gobierno de Uribe sin duda ha logrado representar a la altura la posición del pueblo colombiano: no entrar en guerras verbales con el Gobierno venezolano; tener siempre abierta la posibilidad de diálogo, e inclusive, la de separar al pueblo venezolano de las acciones del presidente Chávez.
De hecho en Colombia sabemos que estas agresiones no han sido bien recibidas por los venezolanos. No nos han colmado la paciencia, sólo esperamos que el pueblo venezolano le haga entender al presidente Chávez que el apoyo a las FARC y al ELN no representa la voluntad de los venezolanos. A fin de cuentas, los presidentes son los principales representantes del pueblo.

TalCual
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/2738/1/