jueves, 10 de julio de 2008

Panel legislativo analizará posible futuro del Gobierno de Chávez


Ros-Lehtinen, un severa crítica de Chávez, dijo que tenía informes que indicaban que el gobierno de Chavez "ha estado proveyendo dinero y refugio a miembros de Hezbolá, el grupo extremista islámico que opera en el sur del Líbano''

Un subcomité de la Cámara de Representantes anunció hoy una audiencia para la próxima semana en la cual recibirá opiniones sobre el futuro de Venezuela y la situación de su presidente, Hugo Chávez. La visita se realiza dos semanas después de la liberación de 15 rehenes por las fuerzas armadas colombianas y dos meses y medio después de un ataque de las mismas fuerzas contra un puesto de la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano, que motivó una crisis diplomática entre Colombia, por un lado, y Ecuador, Venezuela y Nicaragua, por otro.

Pero fue también convocada cuando se actualizaba en el Congreso viejas preocupaciones sobre los vínculos del gobierno de Chávez con Irán y grupos terroristas árabes como Hezbolá, aunque el presidente venezolano había retrocedido en cuanto a su apoyo público a las FARC, la guerrilla colombiana, reseñó AP.

El testigo del gobierno en la vista convocada para el jueves 17 será el subsecretario de Estado Thomas A. Shannon, quien desde que asumió el cargo hace casi tres años ha propuesto una política de acercamiento a Chávez mediante el diálogo, pero hasta ahora sin éxito.

El presidente del subcomité para el Hemisferio Occidental, Eliot L. Engel, congresista de Nueva York de la mayoría demócrata, ha sido también un propulsor del diálogo, al igual que otros miembros de su partido que mayormente ven con más simpatías que los republicanos al líder populista sudamericano.

El jueves, el subsecretario de Estado para asuntos políticos, William Burns, dijo en audiencias separadas del Senado y la Cámara de Representantes sobre Irán que el panorama internacional para ese país era ``algo sombrío debido a su comportamiento'' excepto por un trío de países, dos de ellos latinoamericanos.

"Sólo podía contar (Irán) con pocos aliados en el mundo más allá del trío non-sancto que conforman Cuba, Bielorrusia y Venezuela, y algunas veces Siria, y con ningún amigo que le diera seguridades estratégicas, más inversiones o un futuro seguro en un mundo globalizado'', afirmó.

La congresista Ileana Ros-Lehtinen, líder de los republicanos en el Comité de Asuntos Exteriores, expresó coincidentemente con la presentación de Burns que los lazos entre Venezuela y Jezbolá son "extremadamente preocupantes y demuestran la creciente presencia de elementos extremistas islámicos en el Hemisferio Occidental''.

En una declaración, Ros-Lehtinen, un severa crítica de Chávez y que acaba de retornar de la frontera de Israel y el Líbano, dijo que tenía informes que indicaban que el gobierno de Chavez "ha estado proveyendo dinero y refugio a miembros de Hezbolá, el grupo extremista islámico que opera en el sur del Líbano''.

Señaló que esos informes "son extremadamente preocupantes'' y que Chávez ``continúa fortaleciendo relaciones con facciones comprometidas con la violencia, trabajando con extremistas de todas partes del mundo, incluyendo al líder iraní Mahmud Ahmadinejad y el régimen tiránico de Cuba''.

"Lamentablemente, estas acciones todavía no convencen a los apologistas de Chávez en el Congreso de honrar a nuestros aliados de la región que confrontan este extremismo'', dijo la congresista de origen cubano en una referencia a Colombia, cuyo tratado de libre comercio está archivado en el Congreso por la conducción demócrata."

El Universal