sábado, 19 de julio de 2008

La Asamblea Constituyente de Ecuador, dominada por el oficialismo , aprobó hoy un proyecto de nueva Constitución



La Asamblea Constituyente de Ecuador, dominada por el oficialismo y después de casi ocho meses de trabajo, aprobó hoy un proyecto de nueva Constitución con la que el Gobierno quiere construir el denominado Socialismo del siglo XXI.

Con el proyecto de nueva Constitución “se cambia el modelo neoliberal” en Ecuador, apostilló hoy el presidente del país, Rafael Correa, al felicitar a los asambleístas que concluyeron la redacción del texto, en una sesión que duró más de 19 horas y que terminó esta mañana.

Se ha hecho un trabajo extraordinario, con absoluta democracia“, añadió el jefe del Estado, impulsor de la Asamblea Constituyente para cambiar las estructura institucional del país y acabar con la llamada partidocracia, los grupos políticos de derechas que se han mantenido en el poder en las últimas décadas.

Por ello, Correa advirtió que la oposición, al sentir afectados sus intereses con el texto, empezará a enarbolar el No en el referendo del próximo 28 de septiembre, cuando la población apruebe o rechace el proyecto constitucional.

Incluso dijo que en el propio movimiento Acuerdo País hubo asambleístas que actuaron como “infiltrados” y que torcieron algunas reformas planteadas por el oficialismo.

No obstante, Correa vaticinó un triunfo del Sí en el referendo, en un desafío a la oposición, a la que le ha ganado en las últimas votaciones.

Correa, además de ganar la presidencia en la primera y segunda vuelta electoral en 2006, venció en abril de 2007 en el plebiscito que decidió instaurar la Constituyente y en la elección de asambleístas, donde Acuerdo País alcanzó 80 de los 130 escaños que integran ese foro.

De su lado, la primera vicepresidenta de la Asamblea, Aminta Buenaño, dijo a Efe que se ha aprobado una “Constitución de cambio, revolucionaria, que intentará dejar atrás el pasado” y dirigir al país hacia el desarrollo.

Buenaño resaltó el “gran trabajo democrático” que practicó la Asamblea, no solo en los debates entre asambleístas, sino en la recolección de propuestas de un sinfín de grupos sociales, políticos, ambientalistas, sindicales, empresariales y académicos, entre otros.

La primera vicepresidenta dijo que el camino recorrido ha sido duro, aunque añadió que aún falta un trecho en el que los asambleístas redoblarán sus esfuerzos.

Y es que la Asamblea, después de concluir los debates, tendrá cinco días para leer y revisar los textos aprobados en el pleno y el próximo jueves someterá el documento al voto razonado de cada uno de los 130 asambleístas.

El viernes próximo, la Asamblea presentará a la sociedad el proyecto constitucional y, de inmediato, según Buenaño, se difundirá a toda la sociedad.

“Se prepararán publicaciones, textos y una serie de cosas para que la nueva Constitución sea conocida y difundida entre toda la población”, añadió Buenaño.

Además, comentó que durante la próxima semana, la Asamblea discutirá sobre un régimen de transición, que supone el periodo que irá desde el referendo hasta que se realicen elecciones generales con el nuevo marco constitucional, en caso de que gane el Sí en el referendo.

Ese periodo de transición durará entre seis y ocho meses, en los que podría crearse un vacío institucional al no haber un órgano legislativo, ya que el Congreso fue cesado por la Constituyente antes de su instauración en noviembre del año pasado.

El grupo oficialista, de mayoría, ha presentado una propuesta para que la actual Asamblea asuma las funciones legislativas durante el periodo de transición, pero que, según Buenaño, actuaría solo en caso de que Correa lo requiera.

Pero si en el referendo gana el No, para Buenaño “se volvería al pasado, volvería la partidocracia al poder y se habría perdido un tiempo histórico valioso”.

Especial sobre la Constituyente de Ecuador: pulsa aquí.


Vía Efe

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=16098


ELECCIONES CONSTITUYENTES EN ECUADOR

Principales propuestas de Correa para la reforma de la constitución


QUITO.- Las principales reformas constitucionales propuestas por el partido oficialista de Ecuador en relación con la Asamblea Constituyente, que se formará en el último trimestre del año y contará con plenos poderes para modificar la estructura legal del país andino en busca de la instauración del "socialismo del siglo XXI".

  • La Constitución debe ampliar el concepto del derecho de la propiedad, de tal manera que el país se convierta en una sociedad de propietarios y productores.
  • Ninguna de las formas de propiedad, actuales o futuras, pueden vulnerar los principios constitucionales de protección del medio ambiente, integridad del espacio público y de su destino al uso común. No podrán constituirse en monopolio.
  • Además deberá incorporar una concepción y regulación amplia de otras formas de propiedad, tal como la familiar, comunitaria y asociativa.
  • Sustituir la definición de economía de mercado por una de economía solidaria.
  • El carácter inalienable, imprescriptible e inembargable no sólo de las tierras comunitarias indígenas, sino también de los recursos naturales no renovables y en general de los recursos del subsuelo y los minerales.
  • Definir constitucionalmente la existencia de la propiedad pública exclusiva de sectores estratégicos como el de agua potable, las telecomunicaciones, la explotación de los recursos de la biodiversidad, el espectro electromagnético, la distribución y venta de energía, la actividad hidrocarburífera y minera.
  • Hacer una reformulación del derecho fundamental a la información, incorporándole algunas consideraciones constitucionales para definirla como un proceso social, generador de cultura.
  • El poder Ejecutivo será ejercido por el presidente y por su gabinete, que actuará en dos niveles: sectorial y territorial.
  • Instaurar un sistema parlamentario de dos cámaras que reemplazase al Congreso unicameral de 100 miembros. La cámara alta estaría formada por representantes nacionales y la cámara baja se ocuparía de los temas provinciales y regionales. Todos los representantes serán elegidos en la segunda vuelta presidencial.
  • El nuevo parlamento no tendría competencia nominadora para funcionarios de organismos de control.
  • Crear una corte constitucional independiente de los otros poderes del Estado. Además, se plantea igualmente la instauración de una corte electoral autónoma de los partidos políticos.
  • Revisar el procedimiento y las causas de destitución y sanción del presidente de la República y dotarle al mandatario de poderes para disolver el Congreso durante el periodo presidencial.
  • La Constitución debe garantizar que si el Congreso destituye al presidente, dicha acción implica la disolución automática del Congreso y el llamamiento a elecciones generales.
  • Elección de los diputados por distritos.
  • Los partidos deberán realizar elecciones primarias para determinar a los candidatos a cargos de elección popular.
  • Crear regiones descentralizadas que reemplacen a las 22 provincias.
  • Cada región estará presidida por un representante del presidente.
  • Prohibir la pena de muerte, el destierro, la prisión perpetua, la confiscación y la prohibición de la extradición de ecuatorianos.
El Mundo
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/10/01/internacional/1191202408.html