lunes, 21 de julio de 2008

Los espacios democráticos se están reduciendo con el Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega


El embajador de EE.UU. en Nicaragua, Paul Trivelli, instó hoy a los ciudadanos del país centroamericano, que “aman la democracia y la libertad”, a nunca “rajarse, doblarse o rendirse”.

“El tiempo está de su lado”, anotó Trivelli, que concluye su misión diplomática en agosto próximo, en un discurso de despedida ante representantes de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (Amcham).

La historia claramente nos enseña que las recompensas de las democracias son grandes, la causa es justa y la victoria está asegurada“, señaló el jefe de la legación estadounidense en Managua.

Consultado por periodistas sobre el rumbo de Nicaragua, Trivelli manifestó que su país comparte la “preocupación de muchos miembros de la sociedad civil”, que creen que los espacios democráticos se están reduciendo con el Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega.

En el último mes, organismos de la sociedad civil nicaragüense han organizado dos marchas contra el Gobierno en las que la consigna unánime ha sido pedir la renuncia de Ortega.

Trivelli, que comenzó su misión diplomática en Nicaragua el 9 de septiembre de 2005, señaló que el camino hacia la democracia “raramente es plano y recto” y dijo que en los últimos años en Asia Central, Europa Oriental, África y América Latina “fuerzas no democráticas” utilizan las leyes “para debilitar a las instituciones de gobierno, para permanecer en el poder, reducir el espacio democrático y subir ante un poder casi absoluto”.

“Pero la libertad y la democracia no son derrotados fácilmente”, reafirmó.

“Sus partidarios saben bien que, a pesar de la dificultad, vale la pena luchar por ellas”, puntualizó.

En su discurso, el diplomático elogió la economía de mercado y la democracia, y criticó la retórica y los gobiernos populistas.

“Mi reflexión es que la democracia y la economía de mercado marcan el camino más seguro hacia el desarrollo y la reducción de la pobreza”, sostuvo Trivelli.

“La historia nos dice que el populismo está destinado a fracasar”, indicó.

Sobre su sustituto, Trivelli confirmó que será Robert J. Callahan, un diplomático de carrera, experto en diplomacia pública y ex funcionario de la Oficina de la Dirección de Inteligencia Nacional que seguirá la misma política exterior hacia Nicaragua.

Trivelli, que pasará a trabajar en el Comando Sur del Pentágono de Estados Unidos, enfatizó que el compromiso de su país, “y ojalá que siga, es con el pueblo nicaragüense”.

Destacó que la relación entre ambos países “está basada mucho más que en la retórica”, al subrayar que EE.UU. es el socio comercial más grande de Nicaragua y el que tiene mayores inversiones en el país centroamericano.

Con información de Efe

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=16146