miércoles, 5 de septiembre de 2007

Estudiantes llevarán la reforma al pueblo


El movimiento estudiantil decidió que en los próximos meses trabajarán en función de que el pueblo conozca el proyecto de reforma constitucional iniciativa del presidente de la República, Hugo Chávez, y para ello están dispuestos a ir hasta los sectores populares en lo que catalogan como una lucha por la reivindicación de la democracia, de una agenda social y de la reconciliación.

Tras dos días de análisis, los estudiantes acordaron rechazar unánimemente la reforma a la constitución al concluir que "viola de manera evidente los derechos humanos y civiles" de los venezolanos y la reconciliación nacional, principio fundamental que rige al movimiento estudiantil.

Hoy los estudiantes realizan una jornada de parlamentarismo de calle en la Plaza Brión de Chacaito. Los jóvenes se han propuesto dotar de las "herramientas fundamentales" al pueblo para que conozca el texto de las modificaciones a la Carta Magna.

Bajo la consigna de dar poder al pueblo, los estudiantes se declaran en pie de guerra para enfrentar la reforma y la imposición de un socialismo "que tiene más de autoritario que de socialismo", según declaró Ricardo Sánchez, secretario general de la Federación de Centros Universitario (FCU) de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

"Vamos a discutir que se le quiere imponer al pueblo un socialismo autoritario, que se le quiere secuestrar el poder a los ciudadanos, que el presidente de la República se quiere quedar en el poder de manera indefinida".

Sánchez manifestó que esperan contar con el apoyo popular.

"Nosotros no vamos a ir a los barios a hacer turismo comunitario como hace el gobierno nacional (…) El movimiento estudiantil va a lanzar la consigna de empoderamiento popular, que el pueblo tenga acceso a esa reforma, que el pueblo se empodere de lo que son los derechos humanos, la libertad y en ese sentido el movimiento estudiantil que viene de abajo, junto al pueblo, vamos a encabezar la lucha por la democracia y la libertad".

Hay que debatir

Por su parte, el diputado de Podemos, Ismael García, agradeció la invitación que le hicieron los representantes del movimiento estudiantil de participar en el evento y se mostró de acuerdo con la idea de debatir el proyecto de cambios a la Carta Magna propuesto por el jefe de Estado, Hugo Chávez.

En ese sentido, expresó "una de las cosas que planteamos el día que se admitió el proyecto de reforma constitucional era la metodología para discutir la reforma y el tiempo para discutirla".

García destacó la importancia de la modificación de la reforma de las leyes y, en particular, la de la Constitución Nacional (CN).

Señaló que "nadie que se llame democrático, o que tenga aspiraciones a hacerlo, puede en la primera discusión decir que se va a aprobar; primero, se tiene que recibir un documento para poderlo debatir y hemos dicho al país, a todos los sectores, a los compatriotas de las fuerzas que hemos respaldado al Presidente y también a las fuerzas de oposición que es necesario que la propuesta de esta Constitución sea altamente conocida por todos".

El parlamentario explicó que las cartas magnas sirven para limitar el poder y subrayó que en esa premisa deben coincidir los que piensan de una manera o de otra.

"Si vamos ahora a discutir una Constitución, la misma debe tener una grandísima legitimidad y, para eso, tiene que recoger un amplio consenso en el país, entonces, la primera tarea para nosotros en estos días será leer la propuesta para que la gente sepa que se plantea en lo económico, en lo político, en lo militar y en lo social", sentenció.

Leda Piñero / Yolimer Obelmejía

www.eluniversal.com