jueves, 20 de septiembre de 2007

“Llámenle cuckoo…”

Es sólo cuestión de tiempo. O de “tiempos”. Y los tiempos están cambiando. Comentó un académico-investigador y sociólogo venezolano (en reserva) que su experiencia, de mes y medio en Europa, arrojaba –como una de sus conclusiones- que los medios, desde Italia hasta Alemania se preguntan: “¿Cómo es posible que los venezolanos aguanten semejante personaje?”.

Sólo tiempo atrás, los Medios europeos adoraban a YoYo hasta que la prensa española comenzó a desnudar sus rasgos indeseables. El artículo de Luís María Ansón (El Mundo) sobre su "homosexualidad de clóset" fue sólo una guinda en la torta que el régimen convirtió en un "Asunto de Estado". ¡Lesa-majestad!.

Aquí lo vimos con la "estúpida" pregunta de John Sweeny (BBC) en "Aló" sobre el "¿porqué regala tanto dinero en el exterior ($40 mil millones) y no los invierte en el país?".

Ahora le tocó el turno a Reuters. En una burlona nota, de Saul Hudson, la agencia ayer tituló: "Llámenle cuckoo -- Chavez cambia el tiempo en Venezuela". Por supuesto incluye, además de los aspectos técnicos y financieros, la confusión sobre "la media hora" -el próximo lunes 24- en el propio régimen y la puerta de salvación que le abrió Héctor Navarro (MInPoPoCiyT) cuando comentó que, "debido a las coordinaciones necesarias con organismos internacionales podría posponerse el cambio hasta Enero". O sea, hasta nunca. Cuestión de tiempo. (http://www.reuters.com/article/worldNews/idUSN1927682520070919)

En realidad, el tiempo y la puntualidad no le mucho importan a YoYo excepto aquel necesario para quedarse "para siempre". Por ejemplo, todavía no se sabe dónde estuvo, durante 4 horas, el 4F, día del golpe fallido, en l992.

Por ello, no vaya a ser que ahora la mofa de Reuters y Hudson, la califiquen de "insolente" y/o de "ignorante", llamen al embajador, se quejen dónde la Reina. "Un poco difícil", porque no YoYo aun no ha sustituido a Toro Hardy.

Potro por cerdo

Pero como YoYo se cree Cronos, que puede cambiar por antojo el tiempo (ya estamos, no en la cuestión de la "media-hora", sino en l960 y quiere zumbarnos directo de retorno a l.492), la Constitución, los Poderes, los símbolos, el mapa, geografía y la Historia del país, también podría -en un ataque de "semeocurre"- cambiar el potro del escudo por un cerdo.

En primer lugar, los equinos no cabalgan mirando hacía atrás. Podrían tropezar con algo. Y, en segundo término, porque el cerdo, el cochino, representa mucho mejor los ideales del régimen. Desde "El Maletinazo", hacía atrás y hacia delante. Y en ese sentido coincide con las aspiraciones de los súbditos. Quieren cerdo, ahora que se avecina Diciembre y las hallacas. Pero: -"ANSA: Mercados sin pernil en diciembre...por 3er año consecutivo".

Rodolfo Schmidt

www.venezolanosenlinea.com