domingo, 30 de septiembre de 2007

LA UNIDAD DE PROPOSITOS (La Constitución de la Resistencia)


LA UNIDAD DE PROPOSITOS
(La Constitución de la Resistencia)


Para salir de Hugo Chávez, se necesita más que el deseo y las ganas. Se requiere organizar toda una empresa, una corporación, en la que tengamos claro cual es nuestra visión, misión, y la manera en la que se llevarán a cabo las acciones de la resistencia. Es por ello que se hace indispensable llegar a un acuerdo, respetando nuestras diferencias, para combatir al régimen.

La Visión

Es lo que queremos todos los que estamos en contra de Hugo Chávez, independientemente de nuestras ideologías, y si las mismas se catalogan de izquierda, de centro, o de derecha. Nuestra visión es la de restablecer la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la cual ha dejado de ser observada por Hugo Chávez y su gobierno (Artículo 333 de la Constitución). Este restablecimiento implica el derrocamiento del gobierno y la instalación de una Junta Cívico-Militar de caracter plural, no partidista, que destituya las actuales autoridades en los cinco poderes: Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Moral y Electoral, por ser ilegitimas y usurpadoras de sus cargos por la existencia de un Fraude Electoral Continuado, y reconstruya las instituciones durante en lapso de tiempo no mayor a cinco (5) años, con el objeto de convocar a nuevas elecciones limpias y transparentes.

La Misión

Desconocer a las actuales autoridades venezolanas, dentro y fuera del pais (artículo 350 de la Constitucion), preservando con ello el órden constitucional, mediante la desobediencia (civil y militar), y como parte integral de las acciones que se toman con el objeto de restablecer la efectiva vigencia de la Constitución de 1999 (artículo 333). Respetar los Derechos Humanos de los adversarios, y establecer juicios justos para cada uno de los encargados de los cinco poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Moral y Electoral, incluyendo sus antecesores. Respetar las diferencias de opinión de quienes estan involucrados en la empresa de restablecer la vigencia de la constitución (artículo 333 de la Constitución). Diferir las aspiraciones personales y/o partidistas que de manera legítima tenga cada miembro de esta empresa, hasta tanto la nueva Junta de Gobierno Civio-Militar, y su comisión electoral, hayan depurado el Registro Electoral Permanente y convoquen a elecciones. Cimentar esta empresa en los principios de Libertad, Democracia, Solidaridad, Convivencia Mutua, Servicio, Excelencia, Participación, Calidad, y Respeto a la Dignidad del Ser Humano.

Inicio de las Acciones

Las acciones serán iniciadas por el Pueblo de Venezuela, y de manera simultanea, al unísono, en todo el territorio nacional, de manera no violenta, pero activa, con el objeto de impedir el Referéndum Aprobatorio de la Reforma Constitucional, y con ello implosionar el actual Régimen de Gobierno. Una vez que el pueblo las inicie, se irán sumando las demás fuerzas vivas del país, entre ellas la reserva moral que aún existe en las Fuerzas Armadas Nacionales, que se hará manifiesta al negarse a ejecutar órdenes ilegítimas.

Desenvolvimiento en la Lucha

El líder de esta empresa es tu propio corazón, y por su propio carácter, lo importante no es el mensajero sino el mensaje, la misión y la visión de la empresa. Aquellos que se ganen el respeto del pueblo, serán los que mejor representarán su sentir en esta lucha, y los que lleguen a formar la Junta de Gobierno, la cual mantendrá la Visión y la Misión como norte de esta empresa hasta que se realicen las nuevas elecciones y se haga la transición a las nuevas autoridades.

La lucha se desenvolverá erradicando todo pensamiento negativo hacia los miembros de la empresa, lo cual viene a ser la solidaridad en la lucha; comprendiendo antes de ser comprendidos, poniendo atención a los pequeños detalles en el trato que tengamos los integrantes de esta empresa, los unos para con los otros; manteniendo los compromisos adquiridos; aclarando las expectativas; demostrando integridad, es decir, que vivamos lo que decimos sentir; teniendo la humildad de reconocer los errores y ofrecer disculpas si es necesario, porque Venezuela está por encima de cada uno de nosotros; buscando el bien común por encima del bien personal o comodidad personal; trabajando en equipo ya que la cooperación creativa dará resultados superiores a los que podamos cada uno de nosotros obtener por separado; resolviendo las disputas internas sabiendo que no siempre las partes en disputa son propietarias de la verdad y de la razón, respetando las diferencias, y con la humildad de reconocer que puede haber una tercera solución que sea superior a las expuestas.

Por lo menos una vez a la semana, evaluar lo hecho, lo que queda por hacer, a la luz de la Visión y la Misión expuestas, identificando lo que se debe corregir, aquello que se debe mejorar, lo que se debe dejar a un lado, y lo que se tiene que implantar.

En esta etapa de transición es importante amar a Venezuela lo suficiente, porque ello nos quita el miedo, y nos inspira a hacer lo correcto, y visualizar que el triunfo es posible, que si se puede, reconociendo con convencimiento que la capacidad para ejercer la violencia no es la que garantiza la victoria, sino que la victoria está en aquel que tenga la capacidad de desafiar (articulo 333) y la capacidad de resistir (articulo 350).


RUEDALO!!!!

Elio Aponte
ORVEX