viernes, 14 de septiembre de 2007

Oposición rechaza reforma constitucional


Distintos sectores de oposición han manifestado su rechazo hacia el proceso de reforma constitucional, objetando diferentes aspectos de las modificaciones que adelanta el gobierno, y que plantea entre otras cosas, la reelección indefinida presidencial.

El abogado Hermann Escarrá advirtió sobre la peligrosidad de las modificaciones que se pretenden realizar, durante un foro organizado por el Comando Nacional de la Resistencia.

Detalló que los cambios podrían generar consecuencias en el ámbito social, educativo, político y económico, por lo que llamó la atención sobre el tema. "La reforma además de contener normas que sólo aparecen en algunas legislaciones alemanas e italianas en tiempos del fascismo también copia la Constitución cubana, especialmente en la limitación a la propiedad privada y otras formas de propiedad".

El desconocimiento de los tratados internacionales sobre derechos humanos, la desaparición de la libertad de información y expresión, al trabajo, al derecho a huelga, a la protección estatal a la inviolabilidad de los domicilios constan en la reforma de Chávez, que en realidad apunta a "una nueva Constitución", según Escarrá.

Se pretende, añadió el vocero, instaurar "un sistema de personalismo autocrático" y de "cesarismo caudillista", porque Chávez "ha llegado a creer que está en ejercicio legítimo del poder", condición que el CNR le niega.

"Yo le digo al país con toda responsabilidad que a partir del momento en que el Presidente entregue a la Asamblea Nacional el proyecto de Constitución, se inició el lapso de caducidad de este régimen", pronosticó.

En la misma línea, el gobernador del Zulia y ex candidato presidencial, Manuel Rosales, se pronunció contra los cambios en la normativa vigente, al considerar que no es una reforma como tal porque "modifica la estructura fundamental" de la Constitución de 1999.

"Hay que esperar la presentación oficial del documento que hará el presidente Chávez para ver cuántos disparates más vendrán allí o cuántas más cosas se van a presentar allí".

Advirtió que no está de acuerdo con la figura de la reelección, ya "cercena" la alternabilidad que tiene que existir en todo régimen democrático y alertó sobre las intenciones del Presidente "aplastar a todo el liderazgo alterno que emerja a nivel nacional y regional".

El proceso de reforma ha estimulado a partidos como Acción Democrática (AD), que se habían mantenido al margen de pactar con otras organizaciones opositoras a crear estrategias conjuntas contra este proceso. El presidente de esta tolda, Víctor Bolívar, se mostró a favor de un plan de acción coordinado con otras toldas políticas para decirle "no a la reforma constitucional".

Rechazó "categóricamente" los cambios legales previstos ya que "se está incumpliendo la carta magna vigente".

"Debemos rechazar que se esté modificando sustantivamente al sistema democrático en Venezuela", exhortó.

Luis Ignacio Planas de Copei recordó que en varias oportunidades, la tolda verde ha insistido "y lo haremos hasta el final" en que la reforma constitucional es "inútil e innecesaria. "Con esta reforma no vamos a tener más seguridad, no vamos a tener más empleo, no vamos a tener más comida, más salud, mejor educación (…) porque esa reforma constitucional es la imposición de un modelo autoritario".

El presidente de Alianza Bravo Pueblo (ABP), Antonio Ledezma, calificó de "golpe" las reformas propuestas por el jefe de Estado, Hugo Chávez Frías, al texto de la Constitución Nacional.

En ese sentido, expresó "este es un golpe constitucional porque no estamos hablando de una reformita, no estamos hablando de cambiar una coma o un punto de aquí para allá. Estamos hablando de modificaciones estructurales a nuestra Carta Magna".

El líder de ABP sostuvo que el objetivo principal del Poder Ejecutivo con la aprobación de dichas modificaciones es acabar con la alternabilidad en el ejercicio del poder.

Asimismo, indicó que "se quiere modificar la libertad de expresión, el principio de la propiedad privada, el concepto de la educación libre y la autonomía universitaria".

Para el dirigente de Primero Justicia (PJ), Carlos Ocariz, el presidente Chávez se quitó "la máscara" al decir que la reelección valía solamente "para él".

Reiteró que la tolda aurinegra cree en la libertad de expresión y que es la comunidad la que tiene "la primera palabra" y no los "burócratas" del poder.

www.eluniversal.com