sábado, 31 de enero de 2009

Arremetieron contra la sinagoga de Maripérez esta madrugada














En horas de la madrugada de hoy sábado, un grupo de sujetos armados ingresó a la Sinagoga Principal de Caracas, ubicada en Maripérez, donde profanaron símbolos religiosos de los judíos practicantes

El ataque se inició en las áreas administrativas, donde los antisociales provocaron destrozos de consideración.

Posteriormente ingresaron al área de culto religioso y arremetieron contra los Rollos de la Torá y objetos relacionados con la creencia del judaísmo.

Los sujetos, no conformes con los destrozos, pintaron las paredes con frases antisemitas: "¡judíos, muerte, asesinos!", lo que generó molestia y preocupación en la comunidad israelita de Venezuela.

Elías Farache, presidente de la Asociación Israelita de Venezuela, dijo que no es el primer amedrentamiento y que desde hace días observaron a unas personas grabando a los feligreses que acuden a este centro de culto. Aseguró que existe un expediente abierto en el Ministerio Público sobre las acciones de las que han sido víctimas.

Los antisociales lograron burlar el sistema de seguridad y se llevaron las evidencias, tras cargar con las cámaras de seguridad.

Abraham Levi, presidente de la Comunidad Israelita de Venezuela, comentó que se sienten amenazados y responsabilizó a miembros del Gobierno Nacionial por el discurso de odio que han desatado en contra de los judíos. "No queremos volver a vivir lo que sufrieron nuestros padres en la Alemania Nazi", dijo Levi en declaraciones a Globovisión.

Cecimar Kerch


El Mundo


Nota:

Eso lo hizo la gente del Colectivo La Piedrita. Que manden gente del Mossad para atrapar a esas víboras.

Katya

1 comentario:

Nash dijo...

Es reprobable toda actitud de esta naturaleza. La intolerancia y la agresión provocadas por el gobiernos sionista de israel está teniendo sus repercusiones mundiales.

Es una lástima que la gente no vea la diferencia entre un gobierno y su pueblo y, de este modo, satanizar a todo lo que tenga que ver con los agresores.

Siento mucho el vandalismo del que fue víctima la sinagoga. Ojalá y agarren a los culpables y los hagan pagar, conforme a la ley, por sus hechos.