lunes, 5 de enero de 2009

Sarkozy acusa a Hamás de acciones "irresponsables e imperdonables"


Livni rechaza la presencia de observadores internacionales tras el fin de la ofensiva.- Zapatero anuncia que Abbas visitará España a final de semana

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, que lidera una ofensiva diplomática en Oriente Próximo para buscar un alto el fuego en Gaza, ha acusado este lunes al movimiento islamista Hamás de llevar a cabo acciones "irresponsables e imperdonables", refiriéndose al lanzamiento de cohetes hacia Israel, y ha llamado a un alto el fuego "inmediato" en la franja. Tras reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas en Ramala, Sarkozy ha dicho que la Unión Europea está trabajando arduamente para poner fin al derramamiento de sangre. En diez días de ofensiva han muerto al menos 530 palestinos.

El presidente francés se ha trasladado después a Jerusalén, donde se ha reunido con el primer ministro, Edhumd Olmert, sin que por el momento se conozcan los detalles de lo abordado por los dos mandatarios. Sarkozy ha llegado a Cisjordania procedente de Egipto, donde ha iniciado su gira diplomática para gestionar un cese de las hostilidades en la franja costera que hasta el momento se han cobrado la vida de más de 530 palestinos y han dejado miles de heridos. En Egipto, el presidente Hosni Mubarak, recibió a Sarkozy con quien ha analizado "los esfuerzos para alcanzar un inmediato alto el fuego en Gaza y suspender los ataques israelíes contra los palestinos", según ha informado la agencia estatal de noticias egipcia MENA. No ha habido declaraciones a los periodistas tras esta reunión. Según la misma agencia, Mubarak y Sarkozy han analizado también la posibilidad de "restablecer la tranquilidad entre israelíes y palestinos para reanudar las negociaciones de paz".

Mientras Sarkozy, junto a una troika de diplomáticos, está enfrascado en la vía diplomática como salida a la crisis, la ministra de Exteriores israelí y presidenta del partido gobernante Kadima, Tzipi Livni, ha rechazado la presencia de observadores extranjeros después del fin de la ofensiva, tal y como habían solicitado los representantes de la Unión Europea (UE) en su batería de peticiones para alcanzar una solución en Gaza.

En una reunión con representantes diplomáticos en Jerusalén, Livni ha asegurado que "no ve razón a la presencia de una fuerza internacional" tras el cese de las operaciones militares. Ésta es una de las peticiones de la UE para poner fin a la grave crisis abierta en Oriente Próximo después de diez días de ofensiva israelí. La UE ha mandado a Egipto una misión diplomática, liderada por el presidente francés Nicolas Sarkozy, con el objetivo de alcanzar el fin de las hostilidades y la entrada de ayuda humanitaria a Gaza.

Estas declaraciones de Livni se suman a la respuesta israelí de detener inmediatamente el fuego. Como ha hecho en anteriores ocasiones desde el comienzo de la ofensiva, Livni ha recurrido al derecho de Israel a defenderse de los ataques palestinos para asegurar que "la batalla será larga" y no se parará "hasta que Hamás no acepte los requisitos fundamentales de la legalidad internacional".

"Entiendo la intranquilidad de la comunidad internacional, pero Hamás es una organización terrorista que coopera con Irán, se suministra de armas de Irán y tiene su sede en Damasco", ha sentenciado.

Bush promete ayuda humanitaria

El presidente estadounidense, George W. Bush, se ha referido nuevamente a la situación en Gaza y ha reiterado que Israel está en su derecho a defenderse y que cualquier tregua para poner fin a la crisis en la franja debe incluir previsiones para prevenir que Hamás utilice el territorio costero para lanzar cohetes hacia Israel. El mandatario estadounidense ha mostrado su preocupación por la crisis humanitaria en Gaza y ha prometido el envío de millones de dólares de nueva ayuda a través de Naciones Unidas para paliar la grave situación de la población palestina.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, propondrá el martes al Consejo de Seguridad de la ONU un nuevo texto que insta a Israel a poner fin a su ofensiva en Gaza y se declare un alto el fuego permanente. "Exijo el cese inmediato de la agresión israelí contra Gaza. Estamos dispuestos a hablar de nuestros problemas pero primero debe haber una tregua, la apertura de pasos fronterizos de los territorios ocupados", ha dicho Abbas tras reunirse con el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Zapatero anuncia la visita de Abbas

Mientras tanto, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, visitará Madrid "en los próximos días".

Fuentes gubernamentales han indicado que la visita de Abbas podría tener lugar este jueves o viernes, días en los que el presidente palestino se entrevistaría con Zapatero, quien ha suspendido su primer viaje a Oriente Próximo por el conflicto, según informa hoy EL PAÍS.

Zapatero ha advertido a Israel de que "no hay una solución militar a la crisis", por lo que, "desde la amistad con el Gobierno de Israel tengo que decir a sus responsables que éste no será el camino que lleve a la paz y a la seguridad de su pueblo". El jefe del Ejecutivo ha avanzado que así se lo trasladará al primer ministro israelí, Ehud Olmert, con quien espera hablar en los próximos días. El presidente ha condenado las "reacciones absolutamente desproporcionadas y contrarias al derecho internacional humanitario" por parte del Ejecutivo israelí a los ataques con cohetes de Hamás, al tiempo que rechazó enérgicamente las "conductas irresponsables y provocadoras de ruptura de la tregua" por parte del movimiento islamista.

El País, España

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Sarkozy/acusa/Hamas/acciones/irresponsables/imperdonables/elpepuint/20090105elpepuint_5/Tes