viernes, 23 de enero de 2009

Reelección presidencial divide a venezolanos


Una estudiante grita "No" durante una protesta en Caracas, el viernes 23 de enero de 2009. Estudiantes protestan contra la propueta del presidente Hugo Chávez de eliminar los límites para la reelección, lo cual será vota en un referendo el 15 de febrero.



La propuesta de enmienda constitucional que impulsa el mandatario venezolano Hugo Chávez para lograr la reelección presidencial ilimitada, ha agudizado la polarización entre los venezolanos que salieron el viernes divididos a marchar en la capital a favor y en contra de la iniciativa.

Mientras varios miles de universitarios y opositores marcharon en el este de la capital contra la reelección presidencial indefinida, en el centro de la ciudad se concentraron otros miles de simpatizantes de Chávez para expresar su apoyo al gobernante.

Desde una plaza del centro de Caracas, Chávez llamó el viernes a sus seguidores a que "cada día arrecie más la batalla" a favor de la enmienda constitucional. "Le vamos a dar un knock-out a los escuálidos, a los burgueses y a los burguesitos, a los pitiyanquis (pro estadounidenses) y a los pitiyanquitos", agregó.

"Uh, ah, Chávez no se va", voceaban varios miles de seguidores del gobernante venezolano y empleados públicos que recorrieron algunas vías del centro de Caracas para manifestar a favor de la reelección presidencial.

Chávez reiteró la polémica orden que dio el pasado fin de semana a la policía de reprimir con gases lacrimógenos a los estudiantes que realicen incendios y tranquen vías.

El mandatario recordó el aniversario del 23 de enero de 1958, fecha en la que se conmemora el establecimiento de la democracia en Venezuela luego de la caída de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez.

Bajo las consignas "no es no", y entre pancartas en las que se decía "No a la delincuencia perpetua, no a la escasez indefinida", varios miles opositores tomaron algunas calles del este y centro de Caracas para manifestar contra la reelección presidencial ilimitada.

La marcha, que se desarrolló de forma pacífica bajo el resguardo de varios centenares de policías, culminó en los alrededores de la céntrica Plaza Venezuela.

"Estamos cansados que este gobierno nos siga pisoteando y siga destruyendo la esperanza del pueblo venezolano. El presidente tiene un discurso de odio, el presidente está dividiendo al pueblo y no lo vamos a dejar", expresó Jesús Fermín, un estudiante de 22 años becado en la Universidad Metropolitana.

Fermín, quien llevaba en su pecho una banda que decía "yo también quiero ser presidente", afirmó que estaba en contra de la reelección presidencial porque "Chávez le está cercenando el futuro a las nuevas generaciones".

"Yo soy pobre. Vengo de un barrio, del cerro, y estoy en contra de la reelección perpetua de Chávez", comentó la costurera Raiza Velásquez, de 43 años.

"No me parece nada bueno que Chávez quiera quedarse para toda la vida en el gobierno. Eso es un Fidel venezolano", agregó.

Del lado opuesto de la moneda se encontraba el profesor universitario retirado, José Jiménez, de 66 años, que expresó que "tenemos que apoyar la enmienda. La aprobación de la enmienda no es para que el presidente se perpetúe en el poder, sino por la continuidad del proceso".

"Pueden entrar otros líderes, pero en este momento es necesario que Chávez" siga, comentó Elba Chacón, una abogada de 43 años.

De aprobarse la modificación en la Carta Magna en el referendo del 15 de febrero, Chávez podría optar a un nuevo mandato al concluir en febrero de 2013 el actual.

Chávez fue electo por primera vez en diciembre de 1998. Luego del proceso constituyente del 2000, el mandatario fue ratificado en su cargo a finales de ese año para gobernar por seis años.

En diciembre del 2006 Chávez logró la reelección por un período adicional que concluye en febrero del 2013.


El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/365883.html