sábado, 3 de enero de 2009

BCV ablanda el encaje para aliviar la iliquidez


La tasa overnight alcanza máximos de 56% en diciembre por escasez de fondos


Presionado por un entorno donde la iliquidez impacta a una serie de entidades financieras y el crédito pierde fuerza, el Banco Central de Venezuela comenzó a tomar medidas.

Convencido de que la inflación responde a muchos bolívares detrás de pocos productos, en 2007 el directorio del Banco Central limitó fuertemente la proporción de los depósitos que las entidades financieras pueden utilizar para entregar créditos a empresas y particulares.

Así, de cada 100 bolívares captados a partir del 30 de julio de 2006, las torres financieras tenían que congelar 30 a manera de encaje, pero a partir del 5 de enero de este año, esta proporción disminuirá hasta 27.

De esta manera, los bancos tendrán más bolívares disponibles en momentos en que existe escasez de fondos en el sistema a raíz de que el Gobierno comenzó a cubrir gasto con parte de los depósitos que mantiene en la banca privada.

El resultado es que un grupo de bancos, urgidos de liquidez, han tenido que tocar la puerta de otras entidades financieras para obtener préstamos que le permitan balancear las operaciones.

La tasa overnight, que marca el precio al que los bancos se prestan entre sí, registra un salto importante en diciembre. El promedio de todas las operaciones se ubicó en 28%, versus 19% en noviembre y alcanzó máximos de 56%.

De hecho, en promedio, durante diciembre los bancos se prestaron entre sí 4,2 millardos de bolívares fuertes cada día, una magnitud que supera en 110% al registro de noviembre.

El informe elaborado por Softline Consultores, precisa que al cierre de noviembre los depósitos de organismos públicos ascienden a 35 mil 360 millones de bolívares fuertes, lo que se traduce en un descenso de 7,8% respecto a octubre.

Si bien el retiro de fondos públicos ha sido el detonante de la incertidumbre, tesoreros consultados afirman que en la práctica operan dos sistemas financieros: uno bien capitalizado y líquido y otro con baja capitalización y escaso de recursos.

De acuerdo con las normas de la Superintendencia de Bancos las instituciones financieras deben mantener un capital equivalente, al menos, a 8% del activo.

El informe de octubre, revela que ocho bancos cuentan con un índice de capitaliza ción inferior al mínimo requerido.

La medida del Banco Central de Venezuela también podría ayudar a que las entidades financieras, con más bolívares para prestar, ayuden a detener la desaceleración del crédito.

Entre 2004 y 2007, las personas y las empresas disfrutaron de amplio acceso al crédito, gracias a una economía repleta de bolívares y bajas tasas de interés, pero el ciclo pierde ímpetu.

Softline Consultores indica en su último informe que entre noviembre de este año y noviembre de 2007, el portafolio de créditos de la banca crece 25,52%, en contraste con un alza de 75,72% en el lapso anterior.

Detrás de la pérdida de fuerza del crédito se encuentra una mezcla de factores como aumento de las tasas de interés y menor consumo por el impacto de la inflación.

El Universal
http://www.eluniversal.com/2009/01/03/eco_art_bcv-ablanda-el-encaj_1211061.shtml