lunes, 26 de enero de 2009

¿Prisión para los estudiantes?


Hugo Chávez ha propuesto una Enmienda Constitucional para lograr la reelección indefinida de los cargos de elección popular, pero en realidad lo que busca es eternizarse en el poder. Nuestra juventud alza su voz de protesta porque se siente defraudada por un régimen que sólo le ha traído a la nación atraso y violación de todos los derechos humanos.



Los estudiantes universitarios de hoy en día, eran niños de primaria cuando Hugo asumió el poder el 2 de febrero de 1999, quien es el único presidente que han conocido.

Quienes nos hemos opuesto al régimen “bolivariano” nos preguntábamos que había sucedido con las nuevas generaciones, que aparentemente no reaccionaban ante el atropello vivido todos los días por la nación, durante este mandato.

Una ola conmovió a la ciudadanía cuando el gobierno decidió cerrar la televisora más popular de Venezuela, Radio Caracas TV. La misma que había llegado a todos los estratos sociales de la población y que formó parte de nuestra vida por 53 años. La hegemonía comunicacional de Hugo no aceptaba competencia, tenía que apoderarse de la emisora y así lo hizo, sin aparentemente medir las consecuencias. La gente sigue amando y extrañando a RCTV. Surgió el Movimiento Estudiantil con las manos pintadas de blanco con el símbolo de la paz, para protestar el cierre y la pérdida de la libertad de expresión. Se desataron las acciones de represión contra los estudiantes, arrestos, palizas, sujeción a régimen de presentación, amenazas de cierre de universidades, epítetos le fueron endilgados a los jóvenes líderes y el basto movimiento.

Muchachos inexpertos en materia de protesta y de política, que aprendieron pronto a expresarse con todo el vigor y pureza de la juventud, nos trajeron la esperanza del relevo a todos los venezolanos que estábamos preocupados por su ausencia.

Comenzaron a trabajar en barrios, se enrolaron en la campaña por el NO a la Reforma Constitucional propuesta por Chávez para apoderarse de todo el país, dijeron presente durante el proceso electoral que terminaría en la victoria de m...., de la oposición. Chávez no respetó el mandato del soberano, y unos pocos meses después aprobó por decreto todas las leyes irritas y confiscatorias de los derechos civiles de los venezolanos.

Hugo Chávez ha propuesto una Enmienda Constitucional para lograr la reelección indefinida de los cargos de elección popular, pero en realidad lo que busca es eternizarse en el poder. Nuestra juventud alza su voz de protesta porque se siente defraudada por un régimen que sólo le ha traído a la nación atraso y violación de todos los derechos humanos, el robo de su futuro y del país en el que nacieron y tienen derecho a vivir en paz y democracia.

No se han hecho esperar las amenazas, acciones violentas contra los muchachos, medidas de represión contra manifestaciones pacíficas, siembra de bombas para poderlos llevar a juicio y de esa forma acallarlos.

Recordemos a quienes ya han sufrido en carne propia las venganzas del régimen, Julio Soto (dirigente estudiantil asesinado por el sicariato). Nixon Moreno lleva 2 años asilado en la Nunciatura, que a menudo recibe una ración de bombas lacrimógenas. Diana Mora, joven abogada que está presa en el INOF. Raúl Díaz Peña, calumniado como terrorista fue condenado injustamente a 10 años de prisión. Gregory Umanés, tenía 35 años cuando fue torturado dejándole medio corazón muerto. A nuestras universidades se les viola frecuentemente su autonomía. Nuestros estudiantes son catalogados como niños de mamá y papá, negándoles con tal calificativo su capacidad de razonamiento, decisión y voluntad propia.

La oportunidad ha llegado de apoyar a aquellos a quienes el futuro les pertenece, a quienes les tocará la dura tarea de vivir en un país que la revolución “bolivariana” ha llevado en un estado de atraso que creíamos superado. Dejémosle como herencia un ejemplo de constancia y del respeto que les ha negado, quien precisamente debió ser el primero en respetarlos.


Por Mercedes Montero
Diario de América
http://www.diariodeamerica.com/front_nota_detalle.php?id_noticia=4937