viernes, 9 de enero de 2009

Israel y Hamás ignoran a la ONU y siguen los combates en Gaza


El primer ministro dice que continuarán las operaciones.- El movimiento islamista no se siente "aludido" por el texto.- La 1860 sólo "llama" al fin de las hostilidades.- La ONU reanudará pronto sus operaciones en la franja


Israel y Hamás han hecho oídos sordos al llamamiento al alto el fuego aprobado esta madrugada en la ONU. El Gobierno israelí opina que la resolución 1860, que ha obtenido el visto bueno de 14 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad -EE UU se ha abstenido-, no asegura el fin del contrabando de armas para Hamás a través de las fronteras, por lo que ha anunciado, con palabras y hechos, que continuará su ofensiva en Gaza. Por su parte, el movimiento islamista palestino no se siente "aludido" por el texto aprobado en la ONU, dado que no exige la inmediata retirada israelí. En realidad, la resolución, la primera desde el inicio de la ofensiva israelí hace 14 días que han dejado más de 790 muertos, sólo "llama" al alto el fuego, no lo exige.

La resolución es un avance diplomático en el conflicto, aunque por el momento no va a tener repercusiones prácticas: Las bombas siguen hoy mismo cayendo en Gaza y Hamás sigue disparando cohetes, sólo han parado las hostilidades durante la tregua diaria de tres horas pactada el miércoles. Según fuentes iraníes, las instalaciones de una estación de televisión que tiene ese país en Gaza ha sido impactada hoy por proyectiles israelíes, dejando dos heridos. Fuentes israelíes han dicho que el edificio que albergaba a la estación Al Alam no era un objetivo pero pudo sufrir "daños colaterales".

De hecho, el gabinete de seguridad del primer ministro israelí, Ehud Olmert, se ha reunido para analizar el texto y debatir el camino a seguir. Al término de la reunión, el primer ministro ha emitido un comunicado en el que asegura que "el disparo de cohetes [de Hamás] esta misma mañana sólo viene a demostrar que la decisión de la ONU no se puede poner en práctica y que las organizaciones asesinas palestinas no se van a adherir". El Gobierno dice que no acepta la resolución y que el "ejército seguirá actuando para alcanzar los objetivos de la operación -un cambio en la situación de seguridad del sur del país", donde caen los cohetes de Hamás. "Seguirán los esfuerzos para evitar el contrabando de armas hacia la franja de Gaza", dice. Antes de la reunión, la ministra de Exteriores, Tzipi Livni, ha esbozado la postura israelí: "Israel ha actuado, actúa y actuará sólo de acuerdo a sus consideraciones, las necesidades de seguridad de sus ciudadanos y su derecho a la propia defensa".

Por su parte, Hamás tampoco cree que deba sentirse afectada por la resolución. Un dirigente de la organización en Gaza, Ayman Taha, ha declarado que "pese a que somos el principal actor sobre el terreno en Gaza, no se nos ha consultado en relación a la resolución y no se ha tenido en cuenta nuestro punto de vista ni los intereses de nuestro pueblo. Por tanto, no nos sentimos aludidos por esta resolución".

La resolución 1860

La resolución, la 1860, jurídicamente vinculante, ha sido aprobada de madrugada, tras días de arduas negociaciones, por 14 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad, con la abstención de EE UU. Hasta hoy había vetado todos los intentos de aprobar una resolución. Hoy, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, ha aclarado que la abstención de su país no se debe de interpretar como un rechazo al contenido, que respaldan, sino como la apertura de un compás de espera en vista de que la mediación iniciada por las autoridades de El Cairo, con el concurso de Francia, aún no ha dado frutos. "La mediación que lleva a cabo Egipto, que no solo debe aplaudirse, sino también respaldar, será lo que al final nos conducirá a un alto el fuego duradero", ha dicho.

La resolución aprobada esta madrugada llama -no exige- a "un alto el fuego inmediato, duradero y respetado, que lleve a una retirada completa de las fuerzas israelíes de Gaza". El texto no exige una retirada inmediata de Israel, como pedían los países árabes, sino un alto el fuego que conduzca a esa retirada. Además, el texto no nombra a Hamás, lo cual es una pequeña victoria para Israel, ya que no coloca al movimiento islamista en pide de igualdad como contendiente.

Por otro lado, el documento expresa el apoyo de los miembros del Consejo al plan propuesto por Egipto para lograr una tregua duradera y sostenible. Hace "un llamamiento al suministro y distribución sin impedimentos por toda Gaza de asistencia humanitaria, lo que incluye alimentos, combustible y tratamiento médico". Además, insta a la comunidad internacional a intensificar sus esfuerzos para proporcionar mecanismos "para sostener la calma y un alto el fuego duradero, lo que incluye evitar el contrabando de armas y municiones y la reapertura de los puestos fronterizos".

Asimismo, los trabajadores humanitarios de la ONU en Gaza reanudarán sus movimientos en el territorio costero "tan pronto como sea posible" tras recibir garantías de Israel de que no son un objetivo, según anunció hoy en Nueva York la portavoz del organismo internacional, Michele Montas.

El País, España

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Israel/Hamas/ignoran/ONU/siguen/combates/Gaza/elpepuint/20090109elpepuint_6/Tes