domingo, 18 de enero de 2009

Israel declara cese al fuego unilateral

Israel implementó el domingo un cese al fuego unilateral, poniendo fin a la ofensiva que inició hace 22 días, convirtió los barrios de Gaza en campos de batalla y le propinó un duro golpe a la milicia Hamas.

Sin embargo, los soldados de Israel permanecerán en el territorio por ahora y Hamas amenazó con mantener la lucha hasta que no se retiren.

Al anunciar el cese al fuego, el primer ministro Ehud Olmert dijo que Israel había logrado sus metas y algo más.

"Hamas fue duramente golpeado, en sus brazos militares e instituciones de gobierno", dijo Olmert.

Israel lanzó la ofensiva el 27 de diciembre, para detener los ataques perpetrados durante años con cohetes desde Gaza en contra de sus poblados del sur. Sin embargo, los ataques no se detuvieron y los grupos armados dispararon 30 proyectiles solamente el sábado, ocho de ellos mientras hablada Olmert.

Más de 1.000 palestinos han muerto en la ofensiva, de acuerdo con autoridades palestinas y funcionarios de las Naciones Unidas. También fallecieron al menos 13 israelíes.

La campaña se detuvo oficialmente a las 2.00 de la madrugada locales (0000 GMT).

Si Hamas detiene su fuego, el ejército "considerará retirarse de Gaza cuando nos convenga", dijo Olmer. Si no es así, Israel "continuará actuando para defender a nuestros pobladores".

La votación realizada en el Gabinete de Seguridad, de 12 miembros, tomó varias horas y mientras se desarrollaba, Israel continuó bombardeando Gaza.

Previamente el sábado, en el poblado de Beit Lahiya, en el norte de Gaza, la artillería de un tanque alcanzó una escuela de la ONU, donde se refugiaban 1.600 personas. Un proyectil cayó en el techo superior del edificio de tres pisos, dejando dos niños muertos, dijeron fuentes de la ONU.

La insistencia de Israel de mantener sus fuerzas en Gaza presenta las posibilidades de un nuevo enfrentamiento con Hamas, que ha afirmado que no respetará ningún cese al fuego a menos de que Israel se retire de su territorio.

La ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, indicó que Israel reanudaría las hostilidades si Hamas continuaba lanzado cohetes contra Israel.

"Esta campaña no es algo único. Su verdadera prueba será el día siguiente. Será la prueba de la disuasión", dijo en una entrevista con el sitio de noticias YNet.

El vocero de Hamas, Fawzi Barhum, dijo en Gaza que un cese al fuego unilateral no bastaría para detener la resistencia del grupo, repitiendo la posición de algunos dirigentes de Hamas en el exilio.

"El ocupador deberá detener su fuego de inmediato y retirarse de nuestra tierra, retirar su asedio y abrir todos los cruces, y no aceptaremos a un solo soldado sionista en nuestra tierra, sin importar el precio", dijo Barhum.

Los palestinos recibieron las noticias con escepticismo y pidieron a los dirigentes mundiales presentes en una cumbre a iniciarse el domingo en Egipto que presionen a Israel para que se retire de inmediato.

"Esperábamos que el anuncio israelí sería acompañado por el cese total de las hostilidades la inmediata retirada de las fuerzas israelíes de Gaza", dijo Saeb Erekat, un asesor cercano del presidente palestino Mahmud Abbas, rival de Hamas. "Me temo que la presencia de las fuerzas de Israel en Gaza no perdurará y será muy frágil".

La cumbre en Egipto tenía como fin el darle apoyo internacional al cese al fuego. Los dirigentes de Alemania, Francia, España, Gran Bretaña, Italia, Turquía y la República Checa, que detenta actualmente la presidencia rotativa de la Unión Europea, estarían presentes junto con Abbas, el presidente egipcio Hosni Mubarak y el secretario general de las Naciones Unidas, Ban-Ki Moon.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/360766.html