domingo, 14 de octubre de 2007

'Las prostitutas son buenas, los empresarios son malos'


Supongo que muy pronto el simio ordenará crear cooperativas de prostitutas o burdeles socialistas...
-----------------

Lo de Hugo Chávez contra la empresa privada roza la paranoia y, desde luego, constituye un permanente atropello a los miles de empresarios y emprendedores de este país. Hoy, en su programa dominical, se ha compadecido de las prostitutas, afirmando que son explotadas, y ha criticado …. a los empresarios privados en razón de un chisme que le contó su hija.

De inmediato, se disparó contra la propiedad privada.

Chávez ha contado que una de sus hijas le relató que una peluquera le dijo que no le convenía lo de la jornada de 6 horas porque a ella le pagaban por cliente atendida y no por horas. Vale decir que este sistema, usado en muchas peluquerías, se basa en una relación no basada en un contrato de trabajo sino en asociaciones de peluqueras que alquilan “sillas” o “sitios” en locales. Algo parecido a las tan cacareadas Cooperativas que siempre propone el Presidente. Pero a él le conviene ignorarlo y el chisme de una peluquera lo convierte en política de Estado y la culpa es de los “empresarios”, el “capitalismo” y la “propiedad privada”.

Este ridículo razonamiento de Hugo Chávez da idea de la forma absolutamente disparatada con que se está manejando la economía en Venezuela y cuyas consecuencias no serán inmediatas, sino que se pagarán en las próximas décadas y, muy especialmente, si se produce cualquier baja en la producción o precio del crudo.

En cambio, Chávez, se compadeció de las prostitutas ignorando que, en muchos casos, es una actividad ligada a la delincuencia más escabrosa y al consumo y tráfico de drogas. Incluso ha dicho que mandó a un Ministro a hablar con ellas.

El lugar jerárquico de los empresarios en el orden mental de Chávezy en las prioridades del Estado ha quedado hoy clarito para quien haya querido verlo.

No es que las prostitutas no merezcan protección, pero un Estado no puede ponerlas por delante de los miles de empresarios, comerciantes, industriales y profesionales y, mucho menos, de los millones de empleos que genera la empresa privada.

Y eso es lo que hoy ha hecho Hugo Chávez.


www.noticias24.com