domingo, 2 de marzo de 2008

Ecuador y Venezuela movilizan tropas a la frontera con Colombia


Ecuador expulsó el domingo al embajador de Bogotá y ordenó la movilización de tropas a la frontera con Colombia a raíz de la incursión militar que dio muerte en territorio ecuatoriano al número dos de las FARC, Raúl Reyes, anunció el presidente Rafael Correa.

"He decidido también la expulsión inmediata del embajador de Colombia en Ecuador (Carlos Holguín), y también he solicitado la inmediata convocatoria del Consejo permanente de la OEA y de la CAN'', dijo Correa en un mensaje a la nación.

Asimismo, "he ordenado la movilización de tropas a la frontera norte y he convocado de urgencia para mañana una reunión del Consejo de Seguridad Nacional'', señaló.

El presidente Hugo Chávez ordenó el envío de 10 batallones militares hacia la frontera con Colombia y el cierre inmediato de su embajada en Bogotá, tras el operativo colombiano en Ecuador para matar al segundo jefe de las FARC.

El gobierno de Ecuador también retiró definitivamente a su embajador en Bogotá, Francisco Suéscum, en reclamo por los operativos del ejercito colombiano en territorio ecuatoriano, informó el vicecanciller José Valencia.

Explicó que "si estas circunstancias se aclaran a satisfacción de Ecuador se podrá nombrar a un nuevo embajador'', si posteriormente las relaciones se ‘‘regularizan''.

En Colombia, el presidente Alvaro Uribe, el ministro de la Defensa de Defensa, Juan Manuel Santos y otros mandos militares se negaron a responder consultas de la prensa sobre los anuncios del mandatario venezolano y tampoco la cancillería se ha pronunciado sobre el retiro del embajador ecuatoriano,

Durante su programa Aló presiente, Chávez calificó de ‘‘cobarde asesinato'' la muerte del segundo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Raúl Reyes, a manos del ejército colombiano.

"No fue ningún combate, fue un cobarde asesinato, todo fríamente preparado''. afirmó.

Agregó que la verdadera versión es que a los guerrilleros los mataron mientras dormían. "El presidente Uribe es un criminal... Uribe hace lo que le manda a hacer (el presidente estadounidense George) Bush''.

Desde fines del 2007, cuando Uribe interrumpió las gestiones que llevaba Chávez ante las FARC para lograr un canje de secuestrados por guerrilleros en prisión, desatando duras acusaciones del dirigente venezolano, Bogotá ha mantenido silencio o sus altos funcionarios afirman que frente a Venezuela mantendrán la "prudencia''.

Chávez le pidió el domingo a su ministro de Defensa que mueva 10 batallones hacia la frontera con Colombia, aseguró que no negociará con un "estado terrorista'' como el colombiano y que por eso ordenó al canciller Nicolás Maduro el retiro de "todo el personal de la embajada en Bogotá''. En Venezuela un batallón puede tener 576 soldados y, según el ministerio de Defensa, el componente militar venezolano es de poco más de 40.000 hombres incluidos los reservistas.

En cuanto a una incursión militar de Colombia en suelo venezolano Chávez repitió su advertencia a Uribe: "Si a usted se le ocurre hacer esto en Venezuela presidente Uribe, le mando unos sukoy (aviones de combate) compañero''.

La primera versión de la muerte del segundo al mando de las FARC indica que fue abatido en un combate contra el ejercito colombiano en la frontera colombo-ecuatoriana el sábado en la madrugada.

Según Chávez, su par ecuatoriano Rafael Correa le habría dicho por teléfono : "Estoy indignado, Uribe me ha mentido''. Aseguró que Correa le dijo que había sido "una masacre'' y la habían perpetrado desde el mismo territorio ecuatoriano.

En Ecuador una misión de ministros viajó al lugar ubicado a 1,8 kilómetros de la frontera con Colombia para recuperar los cuerpos de los otros 15 guerrilleros muertos. Las tropas ecuatorianas rescataron en esa localidad a tres guerrilleras heridas.

Chávez declaró a Venezuela "en alerta'' y espera "que los demás gobiernos de América Latina se pronuncien al respecto... ante una situación tan grave''.

Las FARC mantienen cautivas aproximadamente a 700 personas, incluidos más de 40 políticos, militares, policías y tres estadounidenses, cuya liberación condicionan a un intercambio por unos 500 rebeldes presos en las cárceles colombianas.

En menos de dos meses el grupo rebelde ha entregado unilateralmente al gobierno de Chávez a seis de los rehenes ‘‘canjeables''.

Chávez pidió que las FARC fuesen descalificadas como terroristas a principios de enero, durante su discurso anual ante al asamblea nacional.

A pesar de la negativa del gobierno colombiano ante la petición, el mandatario venezolano insiste en que el grupo rebelde debe tener beligerancia política para poder negociar con ellos.

"Lo que hace el gobierno de Colombia, bombardear areas completas, tierra arrasada... ah, eso no es terrorismo, pero las FARC, entonces si son terroristas'', insistió el mandatario a proposito de la muerte de Reyes.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/169230.html