miércoles, 5 de marzo de 2008

El cierre fronterizo agrava la escasez de víveres en Venezuela. Argentina y Ecuador se apresuran a cerrar filas con Chávez



Llegaron a la misma hora al aeropuerto internacional de Maiquetía aunque con fines muy distintos. El presidente ecuatoriano venía a Caracas para hablar con su homólogo Hugo Chávez sobre la estrategia a seguir con el país vecino y ahora enemigo, Colombia; la presidenta argentina sin embargo, buscaba gas a cambio de carne.
Ambos mandatarios, afines al Gobierno bolivariano, fueron agasajados por el anfitrión. Correa emprendió el pasado martes una gira por la región que lo llevará a Perú, Brasil, Panamá y Santo Domingo aunque el plato fuerte llegaba ayer, con la reunión en el Palacio de Miraflores. Los dos amigos y aliados representan un frente común contra el presidente colombiano, Álvaro Uribe. Chávez emprendió la cruzada y Correa la reforzó mandando tropas a la frontera colombiana. Juntos decidirán hasta donde están dispuestos a llegar en su «órdago» belicista.

Por su parte la presidenta argentina, Cristina Fernández, llegaba en medio del temporal generado por la crisis de la triple frontera. Aunque el motivo de su viaje era de negocios no pudo evitar pronunciarse al respecto. «Creo que es muy importante la condena unánime a la violación de la soberanía territorial, que no puede tener ningún pretexto. No puede haber ninguna causa», sostuvo la presidenta.

Una vez abrazada la causa chavista, la mandataria firmó varios acuerdos mediante los cuales Venezuela suministrará gas y petróleo a Argentina a cambio de leche, soja y carne. El gobierno kirchnerista atraviesa una grave crisis energética que podría verse agravada este próximo invierno. Por su parte, el país caribeño sufre un fuerte desabastecimiento que afecta a los alimentos de primera necesidad. En los supermercados, LA RAZÓN pudo comprobar las largas colas que los caraqueños aguardan para llenar su cesta. «No entendemos los motivos que pueden llevarnos a una guerra con un país como Colombia que consideramos hermano y de las misma patria. Pero quizás más nos duelen las consecuencias», nos comenta María mientras compra en el centro comercial de Chacaito. María se refiere al empeoro de la situación tras el cierre de la frontera con Colombia. El gobierno de Uribe suministra el 80% de los alimentos que los venezolanos consumen.

En la frontera con Colombia las tropas venezolanas ya están llegando. Al cierre de esta edición el 90% de los efectivos ya acampaban en un destino secreto.

Acuerdo ante la OEA
Colombia y Ecuador llegaron a un acuerdo ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA, que podría empezar a apaciguar la crisis entre los dos países. Colombia aceptó ayer en Washington que violó la soberanía de su vecino, lo que significa que no será sancionada. Colombia reiteró sus disculpas por el hecho y aceptó, además, la visita de una comisión de la OEA que recorrerá la zona fronteriza para hacer recomendaciones que serán presentadas al Pleno de Ministros el 17 de marzo.

La Razón, España
Ángel Sastre. Enviado especial

http://www.larazon.es/26317/noticia/Internacional/Frente_com%FAn_contra_Uribe