miércoles, 26 de marzo de 2008

Republicano McCain se sintió aludido por comentarios de Chavez


El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, John McCain, defendió el miércoles una mayor integración entre Estados Unidos y América Latina. McCain se burló de los ataques del presidente venezolano Hugo Chávez y dijo que, de llegar a la presidencia, mantendrá el embargo contra Cuba hasta que las autoridades realicen elecciones pluripartidistas y liberen a sus presos políticos.

El favorito republicano dijo en un discurso sobre política internacional en Los Angeles que los países del hemisferio se volvieron más interdependientes e integrados con la globalización y son, por lo tanto, "socios naturales" que juegan un rol importante para el éxito de Estados Unidos.

"América Latina hoy es cada vez más vital para el bienestar de Estados Unidos", dijo.

"Nuestras relaciones con nuestros vecinos del sur deben ser gobernadas por respeto mutuo, no por impulsos imperiales o por demagogia anti estadounidense", afirmó.

Sin mencionar directamente a Cuba ni tampoco a Venezuela, los principales críticos de Washington en la región, McCain habló de un futuro donde la democracia y el libre comercio dominen en el hemisferio.

La relación hemisférica podría ser un ejemplo de relaciones entre el norte y el sur en el siglo XXI, dijo en un discurso en que mencionó a Brasil como una de las potencias democráticas del mundo actual, junto a países como India, Australia, Corea del Sur.

"El nuestro puede ser el primer hemisferio completamente democrático, donde el comercio sea libre por las fronteras, donde la ley y el poder del libre mercado impulsen la seguridad y la prosperidad para todos", agregó.

CHAVEZ Y CUBA

Más tarde, McCain se refirió a comentarios del presidente venezolano Hugo Chávez, quien lo llamó el martes "señor de la guerra" en una entrevista con corresponsales extranjeros.

"El presidente (Chávez) hizo varios comentarios descorteses sobre mi ayer y me siento un poco adulado", dijo.

El senador, que defiende la campaña militar de Estados Unidos en Irak, afirmó también que su país no tiene muchas alternativas en relación a Cuba, a la que aplica un embargo económico.

"En el caso de Cuba, creo que no tenemos opciones muy buenas. Pero la mejor opción es mantener el embargo hasta el momento que haya una elección libre, que los presos políticos salgan del gulag en Cuba y que las organizaciones de derechos humanos funcionen correctamente", afirmó.

Sólo en ese momento, agregó, Estados Unidos debería dar la ayuda necesaria para una transición a la democracia en Cuba.

McCain también expresó preocupaciones con Raúl Castro, que asumió oficialmente el poder en la isla hace un mes, luego que su hermano Fidel se retiró por problemas de salud.

"Yo me preocupo mucho con Raúl, que es mucho más duro que su hermano en algunos aspectos", dijo.

McCain dijo temer mayor represión y estancamiento económico en el horizonte de Cuba.

http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=359761