miércoles, 10 de septiembre de 2008

Buque nuclear ruso vendrá al país con una historia de fallas. Oficiales rusos aseguraban en 2004 que "Pedro el Grande" estallaría




Fallas y accidentes han marcado la historia de vida del crucero nuclear Pedro el Grande, uno de los navíos que forma parte de la Flota del Norte de la Armada rusa que visitará Venezuela próximamente para realizar ejercicios con con la Armada nacional.

La construcción del crucero, bautizado en un principio como Yuri Andropov, se inició 1986, pero problemas financieros retrasaron su conclusión hasta el año 1996. El buque es propulsado por dos reactores nucleares de 300 MW cada uno, tiene una longitud (eslora) de 253 metros y 28 metros de ancho (manga), cuenta con una tripulación de 727 hombres, de los cuales 97 son oficiales.

En su viaje inaugural una tubería de vapor se rompió debido a una soldadura defectuosa, lo que causó la muerte de cuatro marineros.

En agosto de 2000, el buque participó como blanco del submarino Kursk-141 en un ejercicio de guerra que culminó en tragedia, cuando una explosión hundió al sumergible, sin que fuera posible rescatar a la tripulación.

En otros ejercicios realizados el 17 de febrero del 2004 en el mar de Barents, el crucero tenía que rechazar el ataque de submarinos pertenecientes a la Flota del Norte, pero estos últimos fallaron sus disparos.

Luego, el 23 de marzo de 2004, el comandante en jefe de la Armada de Rusia, Vladimir Kuroyédov, anunció que Pedro el Grande había sido trasladado al muelle PD-50, para ser reparado pues los reactores de la embarcación "podían estallar en cualquier momento".

Sin embargo, ese mismo día Kuroyédov cambió sus declaraciones, al asegurar que el servicio de seguridad nuclear estaba bien y que sólo los cuarteles del navío estaban deteriorados. Se conoció que en agosto de 2004 fue reparado.

El Universal
http://deportes.eluniversal.com/2008/09/10/pol_art_buque-nuclear-ruso_1040112.shtml