sábado, 6 de septiembre de 2008

Simpatizantes de Hillary Clinton no apoyan a Palin


La gobernadora de Alaska Sarah Palin, compañera de fórmula del candidato presidencial republicano John McCain, habla a sus simpatizantes en Sterling Heights, Michigan, el viernes, 5 de septiembre de 2008.


Una de las preguntas más interesantes acerca de la súbita llegada de Sarah Palin al escenario político de Estados Unidos es el impacto que podría tener en las mujeres, especialmente aquellas que respaldaron a Hillary Clinton en contra de Barack Obama.

Palin hizo un intento de acercamiento hacia esas potenciales votantes en su primer discurso tras ser elegida por el candidato presidencial republicano John McCain.

¿Funcionará la táctica?

Hasta el momento, las evidencias indican que Palin no está obteniendo gran apoyo de votantes más allá de la base republicana.

Una encuesta de la emisora de televisión ABC divulgada el viernes descubrió que la selección de Palin mejoró las posibilidades de apoyo a McCain en apenas un 6%, la mitad del 12% de apoyo adicional recibido por Obama tras elegir como compañero de fórmula al senador por Delaware Joseph Biden.

En cuanto a los simpatizantes de Clinton, un 80% dijeron que votarán por Obama en noviembre, según una encuesta Gallup efectuada el pasado fin de semana, luego que McCain anunció que había elegido a Palin.

Pero Diane Mantouvalos, una demócrata desilusionada, cree que las cifras no reflejan la realidad.

"Nuestro grupo siempre ha estado con algunas semanas de ventaja en relación a las encuestas", dijo Mantouvalos, fundadora del portal de acceso en la internet JustSayNoDeal. Ese portal es un centro de intercambio de información para grupos de simpatizantes de Clinton que desean castigar al partido Demócrata y a Obama por lo que consideran el inexcusable tratamiento brindado a la senadora por Nueva York.

Mantouvalos no ha decidido a quien dará su apoyo en noviembre. Pero está segura que muchos simpatizantes de Clinton terminarán votando por McCain. Y cree que Palin contribuirá a que eso ocurra.

"Yo estuve allí", dijo Mantouvalos al aludir al discurso de Palin en la convención. "Me quedé anodadada. Ella parecía tener tanta confianza en sí misma".

¿Y qué ocurre con tantos temas en que Palin difiere de Clinton, como en la cuestión del aborto o del matrimonio gay? "Los principios triunfan sobre los tópicos en este grupo", dijo Mantouvalos de ella y de otras personas que piensan de manera similar.

De todas maneras, no muchos simpatizantes de Clinton parecen estar de acuerdo con algunas extremas posturas de Palin. Por ejemplo, la iglesia de la candidata republicana a la vicepresidencia está promocionando en estos días una conferencia destinada a transformar a los homosexuales en heterosexuales a través de la oración.

"Ustedes quedarán alentados por el poder del amor de Dios y su deseo de transformar las vidas de aquellos afectados por la homosexualidad", informó un boletín de la Iglesia de la Biblia Wasilla, al anunciar la conferencia. Palin ha asistido a servicios religiosos de esa iglesia durante unos seis años.

Los puntos de vista de Palin, vinculados a la derecha religiosa, han dado gran vigor a ese sector del electorado republicano que no consideraba a McCain lo bastante conservador. Y son justamente esos puntos de vista aquellos que piensan cuestionar los demócratas.

La campaña de Obama está alistando a Clinton, a la gobernadora de Arizona Janet Napolitano y a la gobernadora de Kansas Kathleen Sebelius, para que divulguen el credo demócrata en las próximas semanas, especialmente en lugares donde hay una fuerte audiencia femenina.


El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/195/story/279413.html