jueves, 11 de septiembre de 2008

Droga y terrorismo


Vuelos "fantasmas" que traen y despachan gente y mercancías sin ningún control



Cuando los narcoterroristas de la FARC se vieron presionados por el ejército colombiano y necesitaban mudar su "negocio" a un lugar seguro, Chávez se declaró neutral y les abrió la puerta con la excusa de que se trataba de una fuerza beligerante.

Y para facilitar aun mas las operaciones, se da por finalizada la cooperación en materia de drogas con organismos internacionales incluyendo la DEA y se prohíben los sobrevuelos con la revolucionaria excusa de la soberanía.

Hoy Venezuela exporta el 70% de la droga de las FARC y el cuento de las capturas de alijos ya no se lo cree nadie, y esos supuestamente gigantescos decomisos y posteriores incineraciones son solo un show, pues nadie sabe si lo que capturan es droga y mucho menos si lo es cuando la queman.

Ahora bien, todos sabemos que las fronteras son un colador y que la patria de Bolívar es un aliviadero de grupos terroristas en particular Hezbollah cuya jefatura real la ejerce ese gran hermano de Chávez, Ahjmanidejad y es lógico que si existe en Venezuela un sistema que puede distribuir droga a nivel mundial pues ese mismo sistema se puede utilizar para cualquier otro propósito.

El régimen monta un circo permanente en Maiquetía donde el público se cala horas de colas porque se quiere dar la impresión de una gran seguridad mientras semanalmente llegan vuelos "fantasmas" que traen y despachan gente y mercancías sin ningún control.

Alguien seguro dirá que teniendo todo el dinero del petróleo, Chávez no tiene necesidad de permitir el trafico de estupefacientes, pues la razón es la misma que esgrimió el Taliban, que aunque le cortaba las manos al que traficara internamente, permitía la exportación, pues se trataba de otra arma de guerra contra los infieles. Será!!!


Por Sammy Eppel
Diario de América
http://www.diariodeamerica.com/front_nota_detalle.php?id_noticia=4530