martes, 16 de septiembre de 2008

El maletinazo evidencia la caja negra de Pdvsa

Arria arremetió contra la inseguridad y la falta de controles en los aeropuertos del país


El ex embajador de Venezuela ante la ONU Diego Arria ofreció su opinión sobre el caso del maletín con 800 mil dólares que Guido Antonini ingresó a Buenos Aires. "En primer lugar, estos no son empresarios venezolanos. Son hombres de negocios, vinculados de manera muy estrecha al Gobierno venezolano", comenzó aclarando Arria cuyo punto de vista ha sido requerido por la prensa especializada en momentos de alta tensión entre los gobiernos de Venezuela y Estados Unidos.

"Lo que estamos observando es la manera como ha empezado a desenrollarse un ovillo cuyo final es impredecible. Esto demuestra algo que ha venido siendo criticado hace mucho tiempo y que no es otra cosa que como Pdvsa y el gobierno se han convertido en una verdadera caja negra, cuyos fondos son utilizados para los fines más disímiles que uno se pueda imaginar. En este caso, fue algo casual pero ¿cuántas otras cosas más hay que aún ignoramos los venezolanos?", preguntó Arria.

El ex diplomático, que optó también a la más alta investidura del país, se paseó por lo acontecido recientemente en las alocuciones presidenciales. Recalcó que la gente no debe llamarse a engaño con Chávez cuando dice que se sacrificará si hay algún tipo de violencia en Venezuela que ponga en peligro la estabilidad política y económica de la nación.

"Aquí los únicos que están preparados para esos días aciagos y que no serían víctimas de la violencia serían los altos funcionarios de esta `robolución’ que viven protegidos en sus casas y en sus despachos", indicó Arria.

Añadió que si existiera en el país un sistema legal y de división de los poderes, Chávez sería procesado por traición a la patria.

Para Arria, Venezuela constituye hoy una especie de Triángulo de Las Bermudas del narcotráfico.

"Aquí entra un poco de gente que uno no sabe quién es.

No hay ley, no hay controles en los aeropuertos y lo mismo va a pasar en los puertos. Este es el entorno y las condiciones ideales para cometer todo tipo de actos delictivos. Todo ello lo confirma el hecho de que los tres más altos funcionarios de seguridad e inteligencia del país están siendo investigados por la DEA", apuntó Arria.

Recordó que cuando Manuel Noriega salió del poder en Panamá fue por una condena del gran jurado de Florida por tráfico de drogas, no por un asunto político.

El Nacional
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/3286/1/