domingo, 7 de septiembre de 2008

Sector eléctrico arrastra retrasos y descoordinación


De 5.000 nuevos MW planificados en 2003, sólo se añadió poco más de 1.000 MW


Si el Plan de Desarrollo del Sector Eléctrico Nacional (Pdesen) se hubiera cumplido a cabalidad, Venezuela hubiera añadido a su capacidad efectiva de generación termoeléctrica unos 5 mil nuevos megavatios entre 2003 y 2007, permitiendo una "reserva" suficiente para evitar apagones generalizados como los tres que se han vivido este año.

Según Corpoelec, sin embargo, en el último lustro las nuevas plantas termoeléctricas agregadas al sistema se limitan a Termozulia I que incorporó poco más de 500 MW, Pedro Camejo (300 MW) en Carabobo, Argimiro Gabaldón (80 MW) en Lara, Termobarrancas (80 MW) en Barinas y un conjunto de nueve unidades de generación distribuida a diesel que según Opsis añadieron de enero a julio de este año 135 MW en Amazonas, Anzoátegui, Falcón, Miranda, Nueva Esparta y Táchira.

Hipólito Izquierdo, presidente de Corpoelec, indicó esta semana desde la reunión que sostuvo en Miraflores la Comisión Central de Planificación que en 2006 fueron incorporados en total 2.300 MW a la capacidad de generación nacional, principalmente correspondientes a hidroelectricidad (proyecto Caruachi). No obstante, recordó que la última incorporación térmica de magnitud se hizo en 1984, lo cual ha elevado la dependencia del Guri en los últimos 24 años, en momentos en que la demanda ha estado creciendo.

Según cifras oficiales, de 1999 a 2007 la demanda de energía eléctrica creció 4,02% al año, pero a partir de este año el alza será de 5,7% interanual. Si la capacidad efectiva de generación actual es de 17.500 MW (de una capacidad instalada de 22.400 MW), se puede concluir que se requiere añadir por lo menos 1.000 MW al año para poder disponer de 25.800 MW en 2014.

Cifras de la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados (Opsis) facilitadas por el Ministerio de Planificación ratifican ese crecimiento: el consumo eléctrico mensual del país pasó de 8.740 gigavatios/hora a principios de 2006 a 10.240 Gw/h en agosto de 2008, un aumento de 17% en dos años y medio.

A pesar de que el Presidente Chávez afirmó tajante que "aquí no había plan", de la existencia del Pdsen se deduce que a pesar de la heterogeneidad de una industria caracterizada por la coexistencia de empresas públicas y privadas, planes sí ha habido, pero las inauguraciones y ampliaciones no se han ejecutado con carácter de urgencia.

A esto se añaden ilícitos. El diputado Luis Tascón recordó el caso La Vueltosa, sobre el cual el Parlamento "tiene informes suficientes" que indican que desde 2007 se debieron incorporar 550 MW para Occidente. "La comisión de Energía debe investigar los proyectos a los cuales se les asignaron recursos y que no han culminado. Si desde 2004 para acá ha crecido sostenidamente la demanda, ¿cómo es que no se pudo predecir?".

Salir de deterioro Además de la falta de capacidad de generación, las autoridades han admitido que la segunda arista del problema eléctrico radica en la obsolescencia del parque termoeléctrico, lo cual deriva en el deterioro de unidades como Planta Centro. La conversión a gas de esta central se ha complicado al punto al que a duras penas se logró reiniciar una de sus cinco unidades.

El ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, ha dicho repetidas veces que el estado de Planta Centro es mucho peor de lo que se había pensado. Para el último trimestre se tiene como meta reiniciar la planta 4 que incorporará 300 MW, pero sin muchas garantías de estabilidad.

A esto se suman planes de rehabilitación en Guanta (100 MW), Táchira (45 MW), Casigua (20 MW) y Peña Larga en Barinas (49 MW). En total, el mantenimiento permitirá reincorporar este año 545 MW ya instalados, pero que están fuera de servicio en la actualidad.

Caracas neurálgica Al igual que otras zonas, particularmente Occidente, el estancamiento de la oferta eléctrica en Caracas es lo que explica que los apagones que antes sólo se vivían en el interior estén llegando a una zona tan neurálgica como la capital, con una altísima concentración poblacional y en donde están centralizados casi todos los servicios públicos.

Los proyectos La Raisa y El Sitio que manejaba Electricidad de Caracas estando en manos privadas nunca se ejecutaron, principalmente porque Pdvsa no pudo garantizar una continua y suficiente provisión de gas y además porque la congelación de tarifas puso en jaque las finanzas de las eléctricas. Ya en manos del Estado, estas plantas se convirteron en el proyecto Termocentro, que junto al ciclo combinado de Tacoa añadirán 1.450 MW a la capacidad de la ciudad, devolviéndole la autonomía que tuvo hasta los años 80.

La pregunta que se hacen muchos es qué pasará mientras tanto. A diferencia de otros estados, en Distrito Capital no se han añadido equipos de generación distribuida para reducir la dependencia del sistema interconectado, del cual se importan hasta 1.000 MW. Así, los planes de respuesta rápida anunciados se limitan en la práctica a "robarle" energía a otras regiones para privilegiar Caracas en caso de una deficiencia eléctrica, tal como ocurrió en el apagón del 1° de septiembre.

"Los apagones son por causas profundas y estructurales. Llevamos seis años de crecimiento (&) Habrá que apurar el paso", sentenció el Presidente.

Marianna Párraga
EL UNIVERSAL
http://www.eluniversal.com/2008/09/07/eco_art_sector-electrico-arr_1036663.shtml

3 comentarios:

Arcangel Vulcano dijo...

Se está produciendo en Venezuela un deshielo, que no es precisamente el del hielo de las neveras, sino que se están progresivamente derritiendo y deshaciendo también paralelamente, los llamados “irrompibles e insolubles lazos afectivos” del pueblo con un seudo líder endiosado y prepotente, que vive como un turista millonario viajando por el mundo mientras su pueblo está en crisis; pretendiendo “salvar al mundo del recalentamiento global”, en su supuesta lucha titánica dizque libra “heroicamente contra el imperio gringo capitalista explotador, esclavizante, salvaje y devorador de los hombres”, mientras va distribuyendo la riqueza de todos los venezolanos (¿regalando?), llevando consigo en su maleta obsequiosos presentes a sus aprovechadores socios político ideológicos, como si fuera un furtivo neo San Nicolás y no un jefe de estado de un país en plena crisis político social (energética), donando plantas eléctricas y combustible barato a otros países, desplegando injustificadamente una suerte de deliberada interesada actuación histriónica, que ha emprendido el narciso líder, pra publicitarse y promoverse como un filántrapo político, un falso redentor social, un Mesias atípico, que se cree providencial, y que en su afán de perpetuarse en el poder está dispuesto a "todo" -según ha confesado- incluso, a repartir dispendiosamente la energía proveniente del petróleo, que en realidad nos pertenece a todos los venezolanos, pero que usa como arma política por todo el continente y “el mundo mismo” aspirando a ser considerado como un auténtico adalid de los pobres, pero que ni siquiera sabe como resolver el grave problema de insuficiencia de energía interno que le ha explotado en la cara, ni puede garantizarnos eléctricidad confiable, adecuadamente como debería y le corresponde, para mantener permanentemente funcionando y en buen estado nuestros refrigeradores y artefactos eléctro domésticos indispensables para vivir dignamente. Nuestras neveras por el contrario experimentan el constante deshielo y frecuentes costosas averías; mientras aquí en Venezuela estamos padeciendo por culpa de su intragable arrogancia, su irresponsabilidad, por la falta de indispensables y lógicas previsiones, que debería tomar cualquier jefe de estado sensato, graves carencias y calamidades sin necesidad; por causa de su inexplicable política suicida, que aplica insólitamente el Sr Chávez ante el asombro de su pueblo hambriento, que no es otra que la de pretender expandir delictivamente (Léase: Peculado de uso; malversación de fondos; abuso de poder; extralimitación de funciones) su seudo revolución a expensas de los dineros, el dolor y la miseria del pueblo venezolano. Es decir, que por culpa de la megalomanía y ceguera de Chávez, debemos sufrir aquella máxima popular que dice que “en casa de herrero cuchillo de palo”; lo que supone que a los dueños de "la principal reserva energética del mundo hay que aplicarnos la frase que dice: “luz para el vecino y oscuridad para nuestra casa”, ¿la consecuencia?, el deshielo.

Bajur Tov dijo...

Te acabo de enlazar a mi blog ''patria judia'',espero que no te moleste,querido amigo,ya que olvide pedir tu autorizacionn para el caso.

Un saludo fraternal
desde Israel

Katya dijo...

Arcángel Vulcano:

Excelente y preciso comentario. Ya le llegará su hora el "maisimo" lider. Todo tiene su final.

Saludos


Bajur Tov:

Gracias por enlazarme. Luego le echo una ojeada a ese blog, no recuerdo si lo tengo enlazado.

Saludos