jueves, 4 de septiembre de 2008

Gobierno boliviano pedirá al Congreso que convoque referendo


El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, a la derecha, estrecha la mano de su colega de Bolivia, Evo Morales, durante su reunión en Teherán, el lunes 1 de septiembre de 2008.


El gobierno presentará un proyecto de ley al Congreso con el que insistirá en convocar al referendo para aprobar o rechazar un proyecto de constitución que la oposición aborrece, anunció el vicepresidente Alvaro García.

La Corte Nacional Electoral rechazó organizar la consulta tras alegar que el decreto presidencial con que el gobierno del presidente Evo Morales la convocó la semana pasada no es válido.

García dijo en una rueda de prensa que el gobierno buscará alianzas con la "derecha menos radical'' para aprobar el referendo constitucional.

El anuncio del vicepresidente llegó a horas de que los líderes opositores de cinco regiones advirtieran de una "radicalización'' de sus protestas contra Morales y en rechazó al proyecto constitucional que impulsa.

García calificó de "ilegales'' y "delincuenciales'' las protestas antigubernamentales después de que el martes manifestantes intentaron tomar una oficina pública en Trinidad, capital del departamento de Beni.

"Hemos sido elegidos para gobernar, hay una mayoría, tenemos la obligación de cumplir y no vamos a permitir que minorías políticas derrotadas y en bancarrota impongan su capricho'', dijo.

Los prefectos (gobernadores) de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca, junto a organizaciones cívicas, todos ellos opositores, acordaron el miércoles bloquear las rutas en sus regiones aunque no fijaron fecha.

Anunciaron que en sus departamentos no permitirán la realización del referendo constitucional.

Las cinco regiones --de nueve que tiene el país-- ya han realizado bloqueos carreteros pero no doblegaron al gobierno.

Sindicatos y organizaciones sociales que respaldan a Morales informaron que recolectarán firmas para llamar a referendo constituyente si el Legislativo no lo hace y anunciaron una marcha a La Paz en apoyo al gobierno.

El oficialismo es mayoría en la Cámara de Diputados pero el Senado está dominado por la oposición.

Morales llegará al país el jueves tras una gira por Libia e Irán.

La tensión subió desde la celebración del plebiscito el 10 de agosto que ratificó a Morales con el 67,4% de los votos, pero también a los prefectos (gobernadores) opositores que impulsan la autonomía de sus regiones en abierta rebeldía al gobierno central.

Respaldado por su triunfo en las urnas, Morales anunció que avanzará en sus reformas y la semana pasada, antes de viajar, decretó la convocatoria al referendo para que el pueblo se pronuncie sobre el texto redactado por una Constituyente para sustituir la actual constitución.

El proyecto constitucional propone la reelección del presidente, amplía el control estatal en la economía y otorga poderes políticos a los indígenas.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/story/277816.html