viernes, 12 de septiembre de 2008

EEUU: Obama todavía no encontró cómo responder al fenómeno Sarah Palin






WASHINGTON (AFP) — Barack Obama, acusado de sexismo por los republicanos, todavía no encontró cómo responder al fenómeno Sarah Palin, la compañera de fórmula de su rival republicano John McCain en la carrera a la Casa Blanca, que le genera inquietantes pérdidas en el electorado femenino.

Según una encuesta publicada el jueves por la Universidad de Quinnipac, los electores interrogados en tres estados claves -Florida, Ohio y Pensilvania- donde el voto será apretado el 4 de noviembre, piensan que fue buena la elección de la gobernadora de Alaska por McCain: con 60% contra 26% en Florida, 57% contra 30% en Ohio y 55% contra 33% en Pensilvania.

Al mismo tiempo, la fórmula republicana se beneficia cada vez más del apoyo de las mujeres blancas con 4 puntos más en Ohio con respecto a agosto, 5 puntos más en Pensilvania y 2 puntos menos en Florida donde ya tenía un puntaje alto, según las encuestas.

John McCain y Sarah Palin se aseguran el voto de la mayoría de las mujeres de Florida (47% contra 45%). No es el caso en los otros dos estados, pero los republicanos ganan terreno.

Mientras McCain parece estar recuperando una parte de los seguidores de la demócrata Hillary Clinton, el bando republicano se hizo de una declaración de Barack Obama que estimaba el martes que el programa de su adversario equivalía a "poner pintalabios a un cerdo".

"Seguramente habrán visto los ataques vergonzosos que el senador Obama y sus aliados liberales lanzaron contra nuestra candidata a la vicepresidencia, la gobernadora Sarah Palin", se indignó el bando de McCain en un mensaje a sus seguidores. "Esos ataques falsos y ofensivos deben cesar".

En un video, el bando de McCain transmitió la declaración de Obama sin su introducción antes de concluir: ¿Está Barack Obama "listo para gobernar? No. ¿Listo para insultar? Sí".

Obama sólo pudo responder a ello que la polémica, hecha de "mentiras y de falsos escándalos", alejaba el debate de las cuestiones de fondo: crisis energética, sistema educativo, economía, guerras en Irak y Afganistán.

Palin, quien se encuentra bajo las luminarias de los medios de comunicación luego de una serie de revelaciones embarazosas, entre éstas un caso de despilfarro de fondos en Alaska, no ve por ello disminuir buena parte del voto popular hacia ella.

Sigue siendo, para los electores, una mejor opción que Joe Biden, el compañero de fórmula de Barack Obama, según una encuesta de la cadena CNN revelada el martes.

El efecto Palin impulsa sin lugar a dudas la campaña de McCain.

Aunque para algunos, como Thomas Mann de la Brookings Institution, cercana a los demócratas, sólo es efímero: "Toda la historia de McCain y Palin para las elecciones -el héroe de guerra y la madre que parte hacia Washington para hacer un poco de limpieza- es tan falta de credibilidad que se deplomará antes del escrutinio".

Por su lado, Karl Rove, el estratega de campaña de George W. Bush entre 2000 y 2004 afirmó en el Wall Street Journal que "con Palin, Obama se enfrenta a un fenómeno que modificó la dinámica de las elecciones". "Los estadounidenses rara vez han visto a alguien que atrayera de inmediato tanta cantidad de electores de manera tan imponente", escribió.

http://afp.google.com/article/ALeqM5geXYWllcZagWromvTdj2Mno3Z4ZA