lunes, 15 de septiembre de 2008

Comisario José “Mazuco” Sánchez


La gente lo aprecia y condena su prisión injusta


Como en todos los casos de los presos políticos todavía no se sabe quien es el verdadero responsable del asesinato y el juicio que se le sigue al Comisario Sánchez está plagado de dilaciones que impiden hacer justicia.


El pasado fin de semana se llevaron a cabo en Maracaibo, capital del estado Zulia, varias acciones a favor de la libertad del Comisario Mazuco, como es apodado cariñosamente quien fuera Secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación de su estado natal. La gente lo aprecia y condena su prisión injusta, ya que está totalmente convencida de su inocencia, debido a su trayectoria como defensor de los derechos humanos.

El Comisario Sánchez ha sido imputado de unos delitos gravísimos como son el homicidio intencional calificado en grado de complicidad: privación ilegítima de libertad en grado de complicidad, y quebrantamiento de pactos y tratados internacionales del ciudadano Claudio Macías, quien apareció ahorcado en el pabellón B del retén, el 8 de Agosto de 2007.

Macías portaba un documento que lo identificaba como funcionario de inteligencia del DIM de Maracaibo. De acuerdo con informe militar se dedicaba entre otros delitos a la extorsión. El día que apareció muerto, el Comandante Sánchez estaba reunido en su oficina con un experto italiano en secuestros, tratando el caso de un ciudadano italiano que había sido secuestrado. Según declaraciones del General Castor Pérez existe la hipótesis que Macías haya sido asesinado por los mismos delincuentes de la banda a la que pertenecía, ya que contaba con un amplio prontuario. Más tarde quedó comprobado que no era funcionario de la DIM, sino que era un colaborador.

Sin embargo el General Cliver Alcalá Cordones quien al parecer tenía una agenda oculta, acusó al Comandante del crimen de Macías. Una campaña de difamación ha sido desplegada en su contra, ha sido sometido al escarnio público. Se ha tratado de acabar con su reputación de hombre honesto, dedicado profesionalmente a la labor policial y personalmente a una vida familiar

Como en todos los casos de los presos políticos todavía no se sabe quien es el verdadero responsable del asesinato y el juicio que se le sigue al Comisario Sánchez está plagado de dilaciones que impiden hacer justicia.

En los titulares de una reseña periodística de Sandy Ulacio, aparece la declaración del Comandante “Me propusieron perjudicar al Gobernador y yo no acepté”. Al entrevistarlo declara que siente que el gobernador Manuel Rosales lo apoya espiritual y moralmente.

Describe su labor como Secretario de Defensa y Seguridad Ciudadana y destaca que de segundo puesto que ocupaba el estado en lo concerniente a crimen e inseguridad, en su gestión logró bajarlo al séptimo. Tremendo logro, si se toma en cuenta que Zulia es un estado fronterizo, muy grande y con una conflictividad social particular. Los perjudicados por la prisión de este funcionario público son los ciudadanos zulianos, que han visto incrementados los índices delictivos desde que está en prisión.

Sin razón alguna el juicio fue trasladado a Caracas y el Comisario fue enviado a la cárcel militar de Ramo Verde, lo cual hace muy difícil las visitas de sus familiares. Lleva diez meses viviendo en un calabozo que él mismo tuvo que acondicionar, sus días y noches tienen la larga duración de toda aquella persona que espera por una justicia que no llega. El Comandante Mazuco tiene la inmensa generosidad de desearle el bien a todos aquellos que una vez fueron sus amigos, y, que por cosas de política le dieron la espalda ¡Bravo por el pueblo zuliano que no olvida a uno de sus hijos!

Por Mercedes Montero
Diario de América

http://www.diariodeamerica.com/front_nota_detalle.php?id_noticia=4543