miércoles, 17 de septiembre de 2008

Empresario: Argentina y Venezuela sellaron acuerdo por maletín


Los gobiernos de Venezuela y Argentina sellaron un acuerdo político para cerrar el caso judicial que se abrió en Buenos Aires tras el decomiso de un maletín con 800.000 dólares en agosto del 2007, dijo el miércoles uno de los acusados en Estados Unidos.

Según el empresario y abogado venezolano Moisés Maionica, de 36 años, ambos gobiernos habían acordado que cuando Guido Alejandro Antonini Wilson accediera a ser defendido por un abogado en Argentina, el caso judicial quedaría resuelto.

"El acuerdo político se basaba en que una vez que Antonini se defendiera, se iba a resolver el asunto", expresó Maionica en sus declaraciones como testigo en el juicio de Franklin Durán, otro de los cinco acusados de haber actuado ilegalmente en Estados Unidos como agente del gobierno de Venezuela. El otro cargo que enfrentan es el de haberse asociado ilícitamente para presionar a Antonini a que no revelara el origen y el destino del dinero del maletín.

Antonini ingresó a Buenos Aires el maletín con el dinero confiscado por la aduana, y pocos días después regresó legalmente a Miami, donde reside. En Argentina fue acusado en un principio de contrabando de dinero, y en Estados Unidos resolvió cooperar con el FBI para evitar ser procesado judicialmente o detenido.

Actualmente es requerido por la justicia argentina y tiene un pedido de extradición de esa nación.

Maionica, su compatriota Carlos Kauffmann y el uruguayo Rodolfo Wanseele se declararon culpables y decidieron colaborar con el gobierno estadounidense con la esperanza de que le reduzcan su condena a prisión. El quinto acusado, el presunto agente de la inteligencia de Venezuela Antonio José Canchica, sigue prófugo.

Durán, en cambio, se declaró inocente y enfrenta una condena con un máximo de 10 años de prisión si el jurado lo halla cupable. Su juicio se ventila en un tribunal federal de esta ciudad desde la semana pasada y la fiscalía convocó como testigo a Maionica, entre otros.

A lo largo de su extenso testimonio, Maionica admitió que él había sido contratado por el gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez para que Antonini no revelara el origen y el destino de los 800.000 dólares. Por su trabajo, la empresa petrolera estatal PDVSA le iba a pagar 400.000 dólares, reveló.

De acuerdo con los fiscales, el dinero del maletín provenía del gobierno de Chávez y estaba dirigido a la campaña de la por entonces candidata oficialista a la presidencia argentina, Cristina Fernández, la actual mandataria de ese país.

En una reunión realizada en Miami unos 20 días después de que fue confiscado el maletín en agosto del 2007, el abogado argentino Guillermo Ledezma le explicó a Antonini cuál era su situación legal y Maionica le dijo que su orden de prisión sería levantada si firmaba un poder para que lo defendiera un abogado, de acuerdo con la transcripción de los diálogos de ese encuentro en el que también estuvo Durán.

"Te diría que si tenemos acuerdo político la cámara (judicial de Argentina) puede ayudar", expresó Ledezma a Antonini, según la transcripción presentada como prueba por la fiscalía y utilizada también por el abogado de Durán, Ed Shohat.

Maionica, por su parte, agregó en esa reunión: "Tú vas a tener la eximición (de prisión) antes de ir".

Posteriormente, preguntó quién garantizaría que no lo iban a detener a Antonini en Argentina, y Durán respondió: "Sería el gobierno argentino con el gobierno venezolano".

La conversación fue grabada por Antonini, que resolvió cooperar con el FBI pocos días después de llegar a Miami.

En su testimonio durante el juicio Maionica también dijo que uno de los objetivos principales de las reuniones con Antonini era convencerlo para que ocultara el origen y el destino del dinero del maletín.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/286568.html