martes, 13 de mayo de 2008

Amigos "normales y corrientes" de Obama


La pareja de ex terroristas contribuyó al lanzamiento de la carrera política de Barack Obama



¿Debería importar a los electores que Barack Obama frecuente las amistades de William Ayers y Bernardine Dohrn, dos antiguos líderes de un grupo terrorista que cometió docenas de atentados y crímenes violentos más entre 1969 y 1975? Esta pregunta se planteaba durante un reciente debate Demócrata en Filadelfia y que Dios ampare a los moderadores de la cadena ABC que la plantearon.

¿Debería importar a los electores que Barack Obama frecuente las amistades de William Ayers y Bernardine Dohrn, dos antiguos líderes del Weather Underground, el grupo terrorista que cometió docenas de atentados y crímenes violentos más entre 1969 y 1975? Esta pregunta se planteaba durante un reciente debate Demócrata en Filadelfia y que Dios ampare a los moderadores de la cadena ABC que la plantearon.

Por ejemplo, Tom Shales, del Washington Post, quedaba decepcionado porque Obama sea confrontado con "una basura tan utilizada" como el hecho de que "en tiempos estuviera relacionado con un anarquista demente que ponía bombas". Michael Grunwald, de Time, criticaba la "política extremadamente estúpida" de hacer preguntas acerca de "el desconocido radical de los 60" del que Obama "era presuntamente amigo". Otros comentaristas se mostraban aún más enfurecidos.

El coro de protestas reflejaba la propia defensa de Obama. Cuando George Stephanopoulos le desafiaba explicar su relación con antiguos terroristas no arrepentidos -- "no lamento poner bombas", declaraba Ayers al New York Times. "Creo que no pusimos suficientes" -- el Senador zanjaba el asunto como “irrelevante".

"Es un tipo", decía Obama, "que vive en mi vecindario, que es profesor de inglés en Chicago, a quien conozco y de quien no ha recibido el apoyo oficial. No es alguien con quien intercambie ideas con alguna regularidad. Y la noción de que conocer a alguien que tomaba parte en actos detestables hace 40 años cuando yo tenía 8 de alguna manera me refleja a mi y a mis valores no tiene mucho sentido, George". Restaba importancia a sus relaciones con antiguos Weathermen como "cogidas con alfileres", diciendo estar seguro de que "el pueblo americano es más inteligente" que pensar que comparte las opiniones radicales de los terroristas.

Obama no lo dejó allí. Su campaña difundía una "circular de datos" de 1.300 palabras restando importancia a la relación con Ayers y Dohrn como "excéntrica", "vaga", "una exageración" -- pero defendiendo a los dos simultáneamente como "ejemplos relevantes de los ciudadanos corrientes de Chicago".

Aún así, los vínculos de Obama con Ayers y Dohrn no son tan difusos como da a entender, y sus opiniones -- las de ahora, no las de hace 40 años -- son tan "respetables" y "corrientes" como las de, digamos, el Reverendo Jeremiah Wright, el incendiario pastor de Obama.

Los datos clave, difundidos por Ben Smith, del Político, son estos: la carrera política de Barack Obama arrancaba en la residencia de Ayers y en la de Dohrn cuando un grupo de "influyentes progresistas" se reunía en 1995 para conocer al joven organizador comunitario que era elegido sucesor de la legisladora por Illinois Alice Palmer. En los años que siguieron, Obama y Ayers ocuparon juntos puestos directivos (remunerados) del Woods Fund, una fundación de extrema izquierda de Chicago, y participaron conjuntamente en paneles académicos, uno de los cuales al menos fue organizado por Michelle Obama. Ayers incluso donaría dinero a una de las campañas políticas de Obama.

Supuestamente, nada de esto importaría si Ayers y Dohrn hubieran repudiado hace tiempo su extremismo violento. Pero siempre han rechazado disculparse por su monstruoso comportamiento "no somos lo bastante radicales luchando contra la guerra", manifestaba Ayers en el Chicago Tribune en 2001. En una memoria publicada ese año, declaraba exultante "Todo fue absolutamente ideal en el día en que puse una bomba en el Pentágono". Estados Unidos, decía tras el 11 de Septiembre "no es un lugar justo y decente... "me hace vomitar".

¿Es ésta de verdad la idea de Obama de pensamiento político "respetable" y "común y corriente"? Si es así, ¿no dice ello algo importante a los electores acerca de su juicio y sus estándares?

En Chicago el otro día, el productor radiofónico Guy Benson descubría grabaciones de Ayers y Dohrn participando en una reunión de radicales pacifistas en noviembre de 2007. Vivir en Estados Unidos, decía Dohrn al grupo, es "estar en el corazón del monstruo" que es "el autor material de la violencia en el mundo". Ayers denunciaba a América como un fanático imperial de la guerra inmerso en "patriotismo jingoísta, expansión militar sin precedentes y sin excusas, supremacía blanca... ataques a las mujeres y las niñas, ataques violentos, creciente vigilancia en cada esfera de nuestras vidas, y podría seguir". (Las grabaciones han sido subidas a Internet en el indispensable blog PowerLine).

Incluso si Obama no cree personalmente estas cosas, ¿de verdad es "basura desgastada" plantear el motivo de que parezca estar tan cómodo en compañía de personas que lo creen? ¿Es en realidad "política extremadamente estúpida" preguntarse si las personas así podrían ocupar un cargo en la administración de Obama? En lugar de atacar a los pocos periodistas que plantean preguntas así, ¿no sería apropiado que más de los medios considerasen seguir la iniciativa?


Por Jeff Jacoby

Diario de América

http://www.diariodeamerica.com/front_nota_detalle.php?id_noticia=3945

4 comentarios:

cruzcampo dijo...

No me sorprende, Obama esta de mierda hasta el cuello. Y parece que aun no arranca Hillary para sacarle buena ventaja.
A Bush lo volvieron loco por una borrachera, y con este lo toleran todo. Sinverguenzas. Que hay detras de Obama?

Katya dijo...

Sin entrar en análisis políticos, semiológicos, epistemológicos, psicológicos, etc., etc., creo sinceramente que Hillary Clinton será la candidata presidencial por el partido Demócrata.

Barack Obama es un espejismo, una nube de verano, creado artifcialmente por los medios "progresistas" de USA.

De cualquier manera Obama no tiene ningún chance de ganarle a John McCain, Hillary Clinton tampoco le ganaría en las elecciones presidenciales.

Los demócratas dan por sentado que el próximo presidente de USA será un demócrata en vista de los supuestos errores y la mala política exterior que ha adelantado George Bush.

Es inimaginable Obama como presidentede USA. Ahí si es verdad que se viene abajo esa Nación, pues Obama es un izquierdista, además de musulmán y abandonaría a Israel a su suerte y brindaría apoyo a los países como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua que, algunos de ellos, pretenden ejecutar o estar ejecutando presuntas "revoluciones" que no tienen otro fin que atornillar a un presidente en el poder eternamente.

Detrás de Obama esta la "progresía" norteamericana que no ama a su país.

Pese a todos los pronósticos en contra Hillary Clinton será la candidata presidencial. Ya sea que los superdelegados que faltan por manifestar a favor de uno u otro candidato lo hagan en el mes de junio o bien que todo se decida en la Convención del partido Demócrata a fines de agosto.

cruzcampo dijo...

Detras de Obama, efectivamente, esta el voto de la progresia que esta demasiado acostumbrada a un pais libre, y el voto negro. Una progresia bastante divorciada de los problemas reales del mundo. Y posiblemente hay algo de influencia saudi detras de la financiacion de Obama.
Opino exactamente igual que usted. Sera Hillary contra McCain, y Hillary, en el peor de los casos, sabe perfectamente a que se enfrenta America y quien es quien en el ajedrez de la politica. Otra cosa es que se equivoque al abordar muchos de esos problemas.

Katya dijo...

Cruz Campo:

Obama contra McCain estaría perdido desde el comienzo. Pese a todo lo que se diga acerca de la integración racial todavía persiste cierta... desconfianza, recelo o simplemente racismo solapado entre los blancos anglosajones, y ese punto perjudicaría a Obama que no podría ganar solamente con el apoyo de los ciudadanos de color, y mucho menos me parece que los latinos apoyen en gran medida a Obama ya que soterradamente siempre existe una cierta tensión entre la gente de color y los latinos. Los latinos están con Hillary Clinton, y eso lo comprobaremos en Puerto Rico donde tienen derecho a participar en las primarias pero no pueden sufragar en las elecciones presidencial. Eso es algo injusto.

Obama ha sumado otros cuatro superdelados, aventaja a Clinto en ese renglón, sim enbargo todavía hay una buena porción de superdelados que no se han manifestado y creo e intuyo que entre ellos están quienes lograrán que Clinton sea nominada como candidata presidencial.

Si me equivoco... Será Obama quien caiga ante John McCain quien tiene un discurso nacionalista, muy emotivo que se dirije al centro emotivo de los norteamericanos conservadores, sobre todo poniendo de manifiesto el orgullo de ser norteamericanos. no diría que es un discurso dirigido a una masa no-pensante o a las emociones primarias de los ciudadanos. Es el discurso de Obama el que está dirigido a la masa fácilmente manipulable a través de las emociones.

No sé si estoy errada, aunque la minoría latina en los EE.UU. parece ser más numerosa que la minoría de gente de color. El voto latino será decisivo en las elecciones presidenciales si McCain les muestra unas buenas propuestas para mejorar las condiciones de existencia de los ilegales latinos en los EE.UU.

En fin, de ser Hillary Clinto la presidenta la veo dotada de un carácter fuerte y muy superior a Jimmy Carter en lo que respecta a habilidad para manejar la política exterior.

Obama no sabe nada de política exterior. Lo que propone, conversar cara a cara con Iran y otros países conflictivos es una soberana tontería, y no dugo que tenga apoyo financiero de los saudíes. Todo puede ser en el mundo de la política.

El 20MAY2008 se celebran otras primarias, si Clinton tiene un buen desempeño en ellas y obtiene una o dos victorias en los estados en juego tendrá un poco mas de chance de lograr la nominación, si triunfo en uno de esos dos estados y luego arrasa en Puerto Rico... puntos a su favor entre los superdelegados.

Convengamos en que Bush ha cometido ciertos errores, pero si no invade Irak no tenía seguro el petróleo... Bush ha hecho lo que cualquier presidente haría: actuar para beneficiar a su país, ya lo veamos malo o bueno cada Nación actúa en razón de sus intereses.

Y si los EE.UU se retirán de Irak entonces ese paí caería en manos de Iran y eso sería peor, una catástrofe similar si Iran y Siria logran ponerle la mano a El Líbano.

Saludos