jueves, 29 de mayo de 2008

Protestas en toda Europa por altos precios del crudo


Pescadores, agricultores y camioneros de numerosos países realizaron manifestaciones y anunciaron huelgas por el excesivo costo de los combustibles.
• El clima de crispación se intensificó en Europa e Indonesia. El Consejo Europeo tratará el problema en junio.


El alza en el precio de los combustibles y la energía, además de los pronósticos que presagian un alto costo del barril de petróleo, ha intensificado las protestas en varios países de Europa y del mundo. En Francia, el movimiento de los pescadores manifestaba signos de división, pero a las acciones de protesta emprendidas en algunas regiones comenzaban a unirse los camioneros y los agricultores, también afectados por la inflación causada por el alto costo de los combustibles. El presidente Nicolas Sarkozy propuso establecer un techo al Impuesto al Valor Agregado aplicado al precio del petróleo para limitar su subida, pero la Comisión Europea consideró que esta idea enviaría una mala señal a los países productores de crudo.

En España y Portugal, los pescadores se preparan para una huelga indefinida a partir de mañana; mientras que en Italia aún se espera una decisión del gremio. El malestar también comienza con cundir entre los empresarios camioneros españoles, que amenazan con una huelga a partir de junio.

En Holanda, las dos principales organizaciones profesionales de transportistas reclamaron una baja de los impuestos sobre el petróleo y anunciaron protestas para hoy. Cerca de 150 choferes de camiones búlgaros manifestaron una vez más contra el alza del diesel, y pidieron al Gobierno el reembolso de parte de los costos de explotación.

El aumento de los precios de la energía fue incluido en la agenda del Consejo Europeo de junio, anunció Eslovenia, que asume la presidencia rotativa de la Unión Europea. Los precios del crudo, a casi 130 dólares el barril, han sextuplicado su precio desde 2002.

En Indonesia, las manifestaciones se incrementaron después del anuncio hecho el viernes de una alza de casi 30% de los combustibles, debido a la reducción de las subvenciones públicas. Para los indonesios, el alza de los combustibles no sólo afecta al transporte, sino a los más pobres, que utilizan este recurso como fuente de energía doméstica.

El ministro indonesio de Energías y Recursos, Purnomo Yusgiantoro, anunció que su país se retiraría de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

www.elnacional.com