domingo, 4 de mayo de 2008

Apagones "socialistas"


El apagón que dejó sin luz a 17 estados del país por más de cinco horas constituye, según los expertos, apenas el abreboca de lo que nos espera con el deteriorado sistema eléctrico nacional, del que se salvaba la Electricidad de Caracas antes de caer en las garras de la ineptitud gubernamental. Los técnicos han venido advirtiendo sobre la falta de mantenimiento y renovación de los equipos de generación y distribución eléctrica, sin que hayan sido escuchados por quien sólo está obsesionado por eternizarse en el poder.
Tampoco sirvieron las voces de alerta dadas por la dirigencia sindical de Cadafe; o las quejas, nunca tomadas en cuenta, de los habitantes del Oriente y Occidente del país, donde los apagones son tantos y tan prolongados, que ya los llaman "alumbrones".

A inicios del 2007 El Nacional publicó una serie titulada "El mapa del sistema eléctrico" donde reseñaba que en 2006 el sistema eléctrico interconectado nacional había presentado más de 80 fallas y que algunas de esas interrupciones habían durado hasta 6 horas. Cita un informe técnico de 2005 en el cual se registra que las plantas del Estado presentaron la mayor cantidad de fallas que incidieron en los cortes de electricidad. Los que vivimos en Caracas nos enterábamos de esos "apagones" por los medios que publicaban las quejas de los orientales, o de los falconianos y zulianos sobre lo que ocurría en sus regiones. Ahora, con la Electricidad de Caracas en manos de los ineptos rojo-rojitos, los caraqueños sufrimos el apagón del martes porque falló inexplicablemente Tacoa, al no activarse el sistema alterno que habría permitido mantener a Caracas con luz, como ocurrió en años anteriores, cuando era una empresa privada y bien mantenida. Por las pérdidas en equipos fundidos, mercancías dañadas y del terror sentido por quienes veían llegar la noche sin haber podido llegar a sus casas ¿quién responde? De haber ocurrido en Cuba, Nicaragua o Bolivia, ya Chávez se habría apresurado a enviarles más plantas eléctricas. No tienen la misma suerte los destartalados hospitales venezolanos, en varios de los cuales no funcionó la planta, por estar dañada, o por su obsolescencia. A los zulianos se les está racionando la electricidad en un 10% ¿Por qué Chávez y Ramírez no duermen una noche en un rancho o en una casita de Maracaibo sin ventilador o sin aire acondicionado?

Cuando se produjo la falla en el Sistema Troncal Nacional que interconecta con la represa del Guri, situada, como se sabe, en el estado Bolívar, y que dejó a todo el país sin energía eléctrica, en esa región ya llevaban cerca de 48 horas sin electricidad debido al recalentamiento de algunas conexiones por el intenso calor en la zona, según fuentes de Edelca. ¿Cómo nos dice el Gobierno ahora que el apagón general fue por el recalentamiento producido por un fuego cercano? ¿Dónde están la vigilancia y el mantenimiento ante esa alarma anterior? Hace días explotó un transformador de 30 mil voltios que dejó 3 personas lesionadas, numerosas pérdidas materiales y casi dos días sin el servicio de energía eléctrica a media Maracay .

En el presupuesto nacional no hay asignación para nuevos equipos y ampliación de la red eléctrica, que necesitaría aportes anuales entre $ 4 y 5 mil millones. Chávez está más ocupado en regalar petróleo a sus compinches políticos externos, estatizar empresas para quebrarlas y en perseguir a los empresarios. La última hazaña "patriótica" es la de someter a la vindicta pública a un valiente inglés radicado en Choroní (porque se necesita coraje para invertir en agricultura en la Venezuela de Chávez), cultivador de cacao y creador de una pequeña empresa que produce, al decir de la BBC de Londres, un chocolate de tan extraordinaria calidad, que los londinenses hacen cola para comprar sus barras llamadas "Venezuelan Black". Tras el reportaje algunos chavistas acusaron al "musiú" de "antipatriota" y "explotador" en el "Aló Presidente". Bocado de cardenal para quien, como Chávez, no puede ver una iniciativa privada exitosa sin que la satanice. De inmediato dio la orden: contra el británico: "Investiguen lo que pasa allí". La agencia gubernamental (ABN) acusó que el inglés "está explotando a los agricultores" y que "el precio al que vende sus barras es excesivo"

Que se despidan los ingleses del "Venezuelan Black", que tampoco será degustado por los venezolanos. Dentro de poco esa cacaotera será tierra arrasada. Entre tanto Fedenaga asegura que el INTI viola la Constitución porque no tiene facultades para determinar si una tierra es baldía o no y Fedeagro denuncia que 370 fincas están embargadas o invadidas como parte de un plan que podía ocasionar un estallido social en el país. Como Atila, Chávez destruye todo lo que toca. Nuestra obligación como cronista es relatar las pruebas de esa destrucción.

Marta Colomina
www.eluniversal.com