jueves, 15 de mayo de 2008

Santa Cruz proclama gobierno autónomo

El presidente de Bolivia, Evo Morales, junto a su vicepresidente Álvaro García Linera y el ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca promulga el 12 de mayo de 2008, durante un acto en el Palacio de Gobierno de La Paz, la ley que convoca para el 10 de agosto un referendo para revocar o ratificar su mandato, el de su vicepresidente y el de los gobernadores regionales.


La región oriental de Santa Cruz puso en marcha el jueves su autonomía con la creación de una Asamblea Legislativa provisional y el prefecto Rubén Costas se erigió en gobernador, pero el vicepresidente Alvaro García Linera afirmó casi de inmediato que lo actuado en ese departamento "no tiene ningún efecto legal".

Las decisiones de la autoridades de Santa Cruz tienen lugar once días después de la aprobación de un estatuto y en abierto desafío al presidente Evo Morales.

García Linera declaró poco más tarde a periodistas que la decisión de las autoridades de Santa Cruz, "no tiene ningún efecto legal".

Costas cerró la última sesión del Consejo Departamental que a partir del jueves pasó a llamarse Asamblea Legislativa Departamental con la misión de convocar a elecciones en 90 días para elegir por voto a sus miembros.

"A tiempo de cerrar este ciclo demos por inaugurado un período de transición con responsabilidad y humildad", dijo Costas en la primera sesión de la Asamblea Legislativa provisional que lo nombró gobernador.

Juan Carlos Parada asumió la presidencia de la asamblea que aprobó la primera ley regional que ratifica la vigencia del estatuto y cambia la nomenclatura de las instituciones. Santa Cruz pasó a convertirse desde el jueves en Departamento Autónomo. "Es una victoria de la legalidad y una contundente derrota del centralismo", dijo Parada.

A la ceremonia no asistieron funcionarios del gobierno central que han calificado la autonomía de esa región como ilegal e inconstitucional.

A la primera sesión de la Asamblea Legislativa se incorporaron delegados de cinco pueblos indígenas de la región. Uno de ellos, José Urañavi, delegado del pueblo guarayo dijo que "la autonomía es también un anhelo nuestro".

A partir de la elección por voto de los miembros de ese órgano, "comenzará la aplicación del estatuto en forma gradual", dijo Costas en declaraciones a periodistas.

El viceministro de Descentralización, Fabian Yaksic, señaló el miércoles que las decisiones asumidas por Santa Cruz son "ilegales e inconstitucionales" ya que la actual constitución no reconoce las autonomías regionales. Dijo que esa región pretende establecer un federalismo que en su criterio romperá la unidad del país.

El miércoles Costas creó una Delegación de Comercio Exterior y Exportación y su primer desafío será derogar un decreto de Morales que impone restricciones a la exportación de aceite comestible del que la región es productora.

Otro desafío de Costas será aplicar un salario mínimo de 1.000 bolivianos como prometió, equivalente a 136 dólares, casi el doble del salario mínimo nacional fijado por el gobierno.

La administración local también pretende cobrar a las petroleras las regalías que son atribución del gobierno central.

El estatuto cruceño crea la figura de un gobernador y una asamblea legislativa con control en la distribución de tierras y en los ingresos impositivos. Otorga a los órganos locales la capacidad de "controlar y fiscalizar" la producción de hidrocarburos y reconoce "la condición política de cruceño", lo que para el gobierno implica una nueva ciudadanía.



Por Carlos Valdez
The Associated Press
El Nuevo Herald
http://www.elnuevoherald.com/167/story/207961.html