martes, 20 de mayo de 2008

Capturan al máximo dirigente de Eta y a otros 3 miembros de la banda terrorista en Francia


Foto: Diario La Razón (España)
La detención de Javier López Peña, jefe máximo de Eta, se produjo en un apartamento del centro de Burdeos (Francia)


La detención de Javier López Peña, alias 'Thierry', y de los otros hombres, se produjo pasadas las 11 de la noche, hora local, en un apartamento del centro de Burdeos.

Fuentes policiales indicaron que el registro del apartamento no se realizará hasta mañana y que los detenidos pasarán la noche en una comisaría de la ciudad. Los etarras, que estaban armados, no se resistieron al arresto, agregaron. López Peña es considerado como el jefe político de la banda terrorista.

La captura del número uno de Eta, junto a Ainhoa Ozaeta Mendikute, Igor Suberbiola y Jon Salaberría, fue posibilitada por una información de los servicios de información (RG) de la policía francesa.

La operación está a cargo de la Subdirección Antiterrorista y de la policía judicial de Burdeos, señalaron las fuentes. No iindicaron cuánto tiempo llevaban los cuatro etarras en el apartamento o si llevaban documentación falsa.

López Peña, nacido en la localidad vizcaína de Galdakao el 30 de mayo de 1958, ingresó en Eta en 1980 y, tres años después, fue detenido en las proximidades de la localidad vascofrancesa de Bayona junto a otros ocho presuntos miembros del brazo político y militar de la organización, entre ellos Arnaldo Otegi, que con el tiempo se convertiría en portavoz de la ilegalizada Batasuna.

'Thierry' fue entonces procesado y encarcelado bajo la acusación de constitución de asociación de delincuentes destinada a la extorsión de fondos.

Tras su puesta en libertad se reintegró a la actividad terrorista y en 1993 se convirtió en uno de los responsables del aparato de infraestructura de Eta, encargado de los puntos estratégicos en los que la banda oculta armas y explosivos.

Tiempo después, la presión policial lo obligó a abandonar Francia y a buscar refugio en Cuba y, a su vuelta, se incorporó a la dirección de la banda, donde pasó sucesivamente a hacerse cargo de los grupos de reserva, responsable y jefe de la estructura militar de la organización terrorista.

Las fuentes policiales consideran que, tras el alto al fuego permanente anunciado por Eta el 22 de marzo de 2006, y roto por la banda el 30 de diciembre de ese mismo año con el atentado en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas (Madrid), López Peña participó en alguna de las reuniones con el gobierno español.

Otra de las detenidas en la operación, es Ainhoa Ozaeta Mendiondo, quien también tuvo un papel destacado en el anuncio del alto el fuego como la encargada de leer el comunicado con el que la banda anunció el cese de la violencia.

Ozaeta fue concejal de Batasuna en Andoain (Guipúzcoa) y es la compañera sentimental de Ekaitz Urrutikoetxea, hijo de otro destacado dirigente de Eta: José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, alias 'Josu Ternera'.

El tercer detenido, Igor Suberbiola Zumalde, nacido en San Sebastián, fue uno de los seis presuntos miembros de Eta a los que la policía identificó en agosto de 2004 como sospechosos de preparar una campaña de atentados contra objetivos turísticos.

Suberbiola había sido procesado con anterioridad por el juez de la Audiencia Nacional en el sumario en el que investigó a las organizaciones juveniles ilegales de 'Jarrai-Haika-Segi' por un delito de integración en la organización terrorista, por el que la Fiscalía pedía para él 14 años de prisión.

Por último, entre los detenidos se encuentra el ex parlamentario de Batasuna Jon Salaberria, en busca y captura desde que el 26 de mayo de 2005 no compareciera en la Audiencia Nacional, donde el juez Fernando Grande Marlaska lo había citado como imputado por un delito de integración en Eta en relación con la supuesta financiación de la banda terrorista.

PARÍS
Efe
El Tiempo, Colombia
http://www.eltiempo.com/internacional/europa/noticias/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR-4180092.html