martes, 13 de mayo de 2008

Nicaragua… cuesta abajo y de rodada


Es imposible de creer que todos los disparates y desmanes que está cometiendo el Presidente Ortega, en Nicaragua, sean fruto de estupidez, de ignorancia ó de desgobierno. Tiene que ser una labor premeditada é inteligente de acabar con el país, con el sistema democrático parlamentario, con la economía, con el libre comercio y con todo el sistema: ¡¡Que muera Sansón con todos los Filisteos!! Las absurdas declaraciones de “amor eterno” para el Presidente Chávez, no han dado resultados positivos para el país: Siguen los apagones y el pueblo está más muerto-de-hambre que nunca.

Lo único que sí se ha logrado es manejar los millones de dinero, de combustible a través de Albanica, saltando por sobre el Parlamento, y consiguiendo ganancias multimillonarias con el negocio del petróleo.

Mientras tanto, la huelga de los transportistas---a la cual el Gobierno no ha dado mucha importancia---esperando que se termine por consunción, porque todos los dueños de camiones, de autobuses y de transporte pesado (que están pidiendo una congelación de los precios de la gasolina y del diesel) no aguantan muchos días de huelga.

Todo el petróleo que Venezuela le ha estado supliendo al Gobierno de Nicaragua, se comercializa fantasmalmente y las ganancias van a parar a los bolsillos de los socios de Albanica.

Y este combustible no es regalo de Hugo Chávez, sino que es vendido a un precio preferencial, para ser pagado a largo plazo, para así poder bajar el oneroso precio del combustible, que en Nicaragua es el más caro del mundo.

Por otra parte, con su lenguaje “revolucionario” y con el aumento de los aranceles y salarios a las Maquiladoras Taiwanesas, ha logrado que éstas se retiren del país, dejando unos 16.000 empleados en la calle y originando también el retiro de la ayuda de varias de las naciones de la Unión Europea, que con toda claridad han declarado que “Ortega malgasta el dinero de la cooperación y se vende a Irán”

Internamente, la protección a los CPC, Comités de Poder Ciudadano, haciéndolos “intocables”, que no se los puede juzgar ni se pueden comentar sus actividades---por lo que un Juez castigó a La Prensa, con sanciones y multas en efectivo---
Creando “ministerios” como la Secretaría de Asuntos Indígenas del Ministerio de Relaciones Exteriores, pasando por encima de la Asamblea, que es la que tiene el poder de crear ministerios conforme la Carta Magna.

Pero Ortega “se limpia” con la Constitución y con la Asamblea y trata de erigirse en presidente-por-decreto, como en los “tiempones” del sandinismo---que ya no existen, porque la gran mayoría de sus líderes de-Galil-Virgen---se han retirado del escenario político de Nicaragua y están felices gozando de todo lo que consiguieron durante los años de la Revolución.

Ahora, un Nuevo golpe-de-timón para la economía nacional, como es querer controlar el libre comercio, comenzando por los granos y comestibles, para seguir luego con todo lo demás.

Pero la realidad es que se ha efectuado un acuerdo (un pacto de caballeros) en el que Venezuela va a habilitar hasta 600 millones de dólares para fomentar, promover y aumentar las siembras de maíz, arroz, sorgo y frijoles, pero para suplir la escasez de todos ésos productos de la “canasta-básica” del pueblo de Venezuela.

Y para lograr su “tajada” del pastel de los 600 millones, ya los países centroamericanos y Dominicana, se están apuntando para tratar de incrementar sus siembras, cuando hasta la fecha ninguno de ellos ha logrado suplir las demandas locales…¡y van a exportar¡

Porque el petróleo no se come y en el “reino” de Hugo Chávez, ya no hay ni “caraotas” (como les llaman a los frijoles negros) y tienen que habilitar a estos paisitos para luego comprarles el producto-no-procesado al precio que a ellos les da la gana, que no es muy halagador que se diga.

Pero, el pueblo nicaragüense no puede quedarse con los brazos cruzados, impotentes de hacer nada para lograr su propio bienestar, viendo desde-la-barrera el enriquecimiento desmedido de los testaferros del régimen: Como dice el poeta:

“Oh festines babilónicos, Oh banquetes burocráticos
Viandas, viandas exóticas, delicadas porcelanas
Para las Clases parásitas ricas, clases parásitas pérfidas…
Y en la cazuela del indio ¡Lambetazos de Miseria!
¡Caramba, cuánta insolencia!

Diario Las Américas
Ramiro Abaúnza Salinas


http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/2126/1/