lunes, 2 de febrero de 2009

7F, la marcha de los jóvenes


Con la mirada decidida y puesta en los graves problemas de Venezuela nuestros jóvenes dan y continuarán dando la dura pelea a un gobierno, de bandidos y corruptos comunistas, que quieren eternizarse en el poder para no rendir cuentas a partir del 2012. En 50 años los carniceros comunistas cubanos no le han rendido cuentas al pueblo cubano, aquí pasará igual de aprobarse la reelección indefinida. Los miembros del club de carniceros, ALBA, llagan hoy a Caracas.


La clase gobernante chavista, esa que se ha robado los dineros de los venezolanos, no quiere rendir cuentas. Por qué un Diosdado Cabello lleva guindados a sus cargos los contratos de las autopistas y Juan Barreto está tranquilo en su casa a pesar de los pesares; Johnny Yánez y Rodríguez San Juan emparentados con el maletín de Antonini se encapillaron y la fiscalía no hace nada; los sobornos de la Siemens fueron tapados y así pasará con todos los casos de corrupción. No podemos creer en una “revolución” que es peor que la enfermedad que los trajo, ahora son una plaga.

Si se hace una revisión exhaustiva de los casos de violación de los derechos humanos en Venezuela, los inumerables casos de terrorismo de estado, la criminalidad de los grupos paramilitares del gobierno, la cantidad de efectivos de las fuerzas de seguridad del estado asociadas a masacres y ejecuciones, se conluye que no habrá tribunal que libre los deje, y por eso quieren la reelección indefinida. La última muestra es la del actual Ministro de Interior y Justicia que amenaza, veja, insulta, agrede, difama. Algún día tendrá que rendir cuentas a los venezolanos. La justicia puede tardar pero llegará Ministro.

Ver el esfuerzo de los jóvenes es garantía que la república no está perdida; escuchar su grito de reclamo es la comprobación que el ADN que perdieron los “sometidos revolucionarios” está presente en las nuevas generaciones que tienen como bandera la democracia y la libertad. Votar NO es votar joven. Votaré No, Votaré Joven.

En un lenguaje sencillo y sin ningún extra un joven universitario de la UCV, bandera de la patria en mano, no pudo mejor describir lo que se siente en el país, el país civil y el país militar cuando dijo: “Chávez estás ladilla, que ladilla, vota NO”. Y así siguió de largo con su bandera y firme convencimiento. Que vivan los estudiantes, que viva el voto joven.

Que viva la conducta heroica de los jóvenes que están siendo gaseados por orden del ciudadano Presidente de la República. Pero para gas de bueno, allí está la resistencia de los mejores ciudadanos de nuestra república: los jóvenes.