martes, 10 de febrero de 2009

El final


La "revolución" fascista se acerca al borde del precipicio



Como dijo Hector Lavoe nada dura para siempre, 10 años han sido mucho

"Todo tiene su final, nada dura para siempre, tenemos que recordar que no existe eternidad...", esa melodía debió sonar en la cabeza de Hugo y de toda la cúpula psuvista cuando veían en la sala situacional ese río humano de cientos de miles de venezolanos que estuvieron el sábado dando un testimonio cívico de que NO queremos la presidencia vitalicia, pero que además queremos un país donde todos los derechos sean para todas las personas. La violencia y el discurso agresivo de Hugo y su intención de masificar el "gas del bueno", quedó paralizado con esa hermosa manifestación, hemos demostrado de nuevo que nosotros no luchamos en contra de nadie, mas bien lo hacemos a favor de los derechos civiles y de la democracia.

Estamos a tres días de otra prueba democratica, estoy seguro de que si votamos ganamos, pero es importante que tengamos presente varias cosas, la primera que salgamos a votar desde temprano, lo segundo que los que somos testigos de mesa estemos alerta en todo el proceso vigilando que no se viole en ninguna de sus etapas es decir, que el cotillon electoral esté completo, que las máquinas estén desconectadas hasta que se imprima el acta, y tercero y no menos importante presenciar masivamente en los centros electorales las auditorías y conteos de las papeletas.

Como dijo Hector Lavoe y rememoré al principio de este artículo nada dura para siempre, 10 años han sido mucho y cuando Chavez tenga ya 14 habrán sido demasiados para un solo hombre en el poder. Por tus hijos, por tu nietos, por tu familia, por tu país, votemos NO el próximo domingo, y después juntos construyamos una propuesta para todos, que no es otra de que todos nos abrazemos a la Constitución, defenderla es garantizar que se elimine la exclusión y los privilegios, esa es la Venezuela que queremos y que vamos a construir.


Eduardo Battistini
El Universal