martes, 17 de febrero de 2009

Reducida la abstención a un 32% gracias a los estudiantes


Técnicos electorales consideran que la llama encendida de los estudiantes universitarios, quemó una parte importante de la tradicional abstención, hasta lograr ahora que la indiferencia del electorado se redujera a más del 32 por ciento, en comparación con el 44 coma 11 por ciento registrado en los comicios del 2007, aunque los jóvenes luchadores comentaban ayer, que una vez conocidos los números definitivos, los líderes políticos los abandonaron sin ofrecer ninguna explicación.

Ricardo Sánchez y la comitiva que lo acompaña en la dirección de la Federación de Centros de la Universidad Central de Venezuela, estuvo reunido durante la mañana de ayer, a fin de analizar en profundidad las razones por las cuales no pudieron reducir la abstención de manera suficiente, como para dar al traste con las aspiraciones de Hugo Chávez, ahora con la posibilidad de perpetuarse en el cargo, junto con gobernadores y alcaldes sumados a la tolda roja. Los estudiantes consideraron que el trabajo de calle hecho casa por casa en los sectores más populares de la ciudad, serían suficientes para alzarse con el triunfo electoral del domingo pasado. Los guarismos divulgados por la presidenta del CNE demostraron cuan equivocados estaban los aspirantes.

Consideraron en ese momento, que la abstención más notoria se presentó en las urbanizaciones donde reside la clase media alta, según muestra la estadística oficial. El venezolano común, ese que vive de un salario o es propietario de algún negocio pequeño, votó con mayor conciencia. La abstención se redujo en una cifra superior al 10 por ciento, en comparación con la jornada de diciembre del 2007. El primer boletín emitido por las autoridades electorales una vez contabilizados el 94 por ciento de los votos, puso en evidencia que el sí obtuvo 6.003.594 millones de votos, para alzarse con un 54,36 sobre el NO que obtuvo 5.049.082 millones de votos. El sector oficial se impuso pero también destacan un gran avance de los opositores que obtuvieron medio millón más que en la jornada del 2007. El voto ha tomado gran valor político. La población está dispuesta a participar en cada evento electoral y por esa vía se reduce la abstención. El mensaje abstencionista tiende a diluirse. Por otra parte, también han considerado que ha mermado la fuerza de la abstención como opción y como elemento de protesta.

Los resultados demuestran que se ha debilitado la abstención. El voto también se ha polarizado y permite a los electores concentrarse más en el objetivo y se estimule para acudir a las urnas. Chávez se convirtió en una opción electoral el domingo pasado, y los votantes no tomaron en cuenta que el mandatario ha manipulado la situación cuando apunta hacia la gente asegurarle que la enmienda amplía los derechos del pueblo.

De acuerdo al cuadro estadístico concebido en el CNE indica que en Amazonas el sí obtuvo el 71,15 de los votos y el NO 28,48 por ciento. En Anzoátegui la contienda fue 52 a 47,99 a favor del sí. En Apure 65 a 34. Aragua 60 a 39. En Barinas 59 a 40.
Bolívar 57 a 42. Carabobo 52 a 47 por ciento. Cojedes 68 a 31. Delta Amacuro 71 a 28. Distrito Capital 51 a 48. Falcón 56 a 44. Guárico 64 a 35. Lara 54 a 45. Mérida 50 a 49. Miranda 52 a 47. Monagas 63 a 36. Nueva Esparta 50 a 49.

Portuguesa 71 a 28. Sucre 67 a 32. Táchira 57 a 42. Trujillo 56 a 33 por ciento. Vargas 59 a 40. Yaracuy 49 a 40. Zulia 52 a 47. Determinaron que el sí ganó en todos los estados.

Por último señalaron los técnicos electorales que cuando la apatía se hace presente, beneficia a los políticos que cuenten con mejor maquinaria electoral. El pueblo venezolano ha adquirido mayor poder de conciencia y es el camino más expedito para vencer a los apáticos. Lo que más destacan los técnicos es la destreza adquirida por las familias que esperan el momento propicio para lograr los márgenes de abstención.

Diario 2001